En el Día Mundial de la EPOC se recuerda la importancia de su prevención, detección y tratamiento

Salud 18 de noviembre de 2020 Por Redacción
Es una enfermedad pulmonar progresiva que altera la capacidad respiratoria y puede tener consecuencias graves. Sin embargo, si se detecta y se trata, se pueden aliviar los síntomas, mejorar la calidad de vida y reducir las complicaciones.
epoc

El tema adoptado para este año es “Vivir bien con la EPOC: todos, en todas partes”. Hace 19 años, la Iniciativa Global para la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (GOLD), miembro del Foro de Sociedades Respiratorias Internacionales (FIRS), estableció el Día Mundial de la EPOC para el tercer miércoles de noviembre. De esta manera, se fijó una fecha para visibilizar la enfermedad y promover su prevención, detección y tratamiento.

Actualmente, la pandemia ha modificado los hábitos y costumbres de todos y todas, pero al igual que con otras enfermedades crónicas, es importante no postergar los controles y respetar las indicaciones del equipo de salud.

Además, está recomendado que las personas con EPOC realicen actividad física adaptada, en algunos casos rehabilitación pulmonar, y adopten medidas de autocuidado que incluyan los ambientes libres de humo de tabaco y la alimentación equilibrada, entre otras prácticas saludables.

La principal causa de la EPOC está asociada al consumo de tabaco, por lo que las personas que fuman, los ex fumadores y las personas expuestas a ambientes con humo de tabaco, poseen un factor de riesgo a considerar.

En tanto, los síntomas principales de la EPOC son la falta de aire; la expectoración anormal; la tos crónica; y los silbidos en el pecho.

Ante estos síntomas es importante realizar una consulta con profesionales de la salud y no minimizarlos, dado que la detección temprana favorece la adopción del tratamiento y puede influir en su evolución.

Boletín de noticias