Por qué hoy los efectos del uso de los plásticos sobre la salud humana en el mundo son preocupantes

Ciencia 27 de diciembre de 2022 Por Redacción
Una vez liberados al ambiente, los productos de plástico pueden descomponerse en trozos más pequeños. Investigadores científicos de diferentes países ya tienen pruebas sobre sus riesgos. Qué recomiendan.
YIVVIZECMBBZZOR2IE5OJB3AVQ

Los seres humanos están rodeados de materiales plásticos, que forman parte muebles, ropa, aparatos electrónicos y envases de alimentos Ese uso tan frecuente ha causado una contaminación extrema de los ecosistemas del planeta que también tiene efectos negativos sobre la salud humana. Ahora se busca hacer un tratado mundial para regular la contaminación.

Los plásticos, que son materiales complejos -que pueden incluir polímeros, aditivos, y hasta sustancias que no fueron agregadas intencionalmente- no son sólo un problema ambiental. El ecotoxicólogo Dick Vethaak que los investiga desde hace más de tres décadas ha señalado: “Nos enfrentamos también a un problema de salud humana”. Porque hay pruebas de que los plásticos pueden afectar a los seres humanos por tres caminos.

“Comemos, bebemos y respiramos microplásticos todos los días. Estas pequeñas partículas de plástico pueden dañar nuestra salud una vez que han entrado en nuestro organismo”, según advirtió la Coalición Salud Plástico, que está integrada por 12 organizaciones y tiene sede central en Países Bajos.

También los productos plásticos contienen aditivos químicos. Varias de esas sustancias químicas se han asociado a problemas de salud, como cánceres relacionados con las hormonas, problemas de infertilidad, el trastorno por déficit de atención e hiperactividad y los trastornos del espectro autista. Cuando los plásticos y microplásticos quedan en el ambiente, pueden atraer microorganismos, como bacterias perjudiciales. Si los microplásticos que contienen esos patógenos ingresan en el organismo humano, pueden aumentar el riesgo de infección, según la Coalición.

“La gente todavía tiene poca conciencia del daño que los plásticos causan a la salud humana”, resaltó Zhanyun Wang, científico de los Laboratorios Federales Suizos de Ciencia y Tecnología de Materiales (EMPA), al ser consultado por Infobae.

La falta de conciencia que hay sobre los riesgos de los plásticos “se debe en gran parte a la invisibilidad de los productos químicos que contienen y sus efectos. Hoy en día, tenemos cada vez menos productos químicos que matarán a las personas de inmediato, pero que influirán en la salud humana durante un largo período de tiempo”, puntualizó el doctor Wang.

Además el científico comentó que “es muy difícil asociar ciertas enfermedades no transmisibles con nuestra exposición diaria a ciertos productos porque estamos expuestos a sustancias químicas de muchas fuentes diferentes. También hay sustancias químicas que pueden causar efectos que solo aparecerían mucho más tarde. Y lo que es más importante, por lo general no tenemos idea de los productos químicos presentes en nuestros productos de plástico, por lo que no sabemos a qué estamos expuestos. Por lo tanto, el daño que causan los plásticos a la salud humana sigue siendo en gran medida invisible en la población general”.

La científica Marina Fernández, del Laboratorio de NeuroendocrinologíaInstituto de Biología y Medicina Experimental (IBYME) del Conicet en Argentina, también coincidió: “Es fundamental la educación y concientización a todos los niveles de la sociedad para que se logre una reducción de la existencia total de plásticos”.

En la actualidad, se estima que “más de la mitad de la población mundial ingiere 50 gramos de plástico a la semana, lo que equivale aproximadamente al valor de una tarjeta de crédito. No es de extrañar que los científicos encuentren microplásticos cada vez que los buscan”, según declaró días atrás durante una audiencia en el Senado de los Estados Unidos la ex administradora regional de la Agencia de Protección Ambiental y presidenta de la organización Beyond Plastics, Judith Enck.

En los últimos dos años, los científicos han encontrado microplásticos en la placenta humana, en la sangre, en la leche materna, en las heces y en los pulmones.

“El sistema endocrino produce hormonas que regulan la reproducción, el crecimiento, el metabolismo y el desarrollo del cerebro. Hace ya varios años que estudios científicos indican que existen compuestos, llamados perturbadores endócrinos, que interfieren con la acción hormonal, y puede predisponer a enfermedades”, explicó la científica Fernández en diálogo con Infobae.

En particular, en estudios de laboratorio se ha observado que “la exposición a compuestos presentes en los plásticos predisponen a muchas enfermedades, e investigaciones en población humana demuestran que hay correlación entre presencia de diversos compuestos y el desarrollo de enfermedades como obesidad, síndrome de ovario poliquístico, infertilidad, pubertad precoz, entre otras”, detalló la doctora Fernández.

Uno de los casos de compuestos en plásticos de policarbonato más conocidos es el bisfenol A (también llamado BPA). En muchos países ya se ha sido prohibido su uso en mamaderas. “En muchos lugares el bisfenol A fue reemplazado por otros compuestos, pero se está viendo que también tienen efectos en estudios de laboratorio”, advirtió la doctora Fernández.

Se está intentando dar soluciones al problema de los efectos de los plásticos tanto en la salud humana como en el ambiente. Días atrás, más de 2.500 delegados de 147 países participaron en Uruguay durante la primera reunión del Comité intergubernamental que busca establecer un tratado internacional jurídicamente vinculante sobre la contaminación por plásticos, en particular en el ambiente marino.

Hay muchas negociaciones en marcha, pero lo que está claro es que el problema no se resuelve con la simple promoción del reciclado de los productos con plástico que se usan. “Muchos países ponen el foco en reciclar y reusar plásticos. Pero en realidad hay que ir más allá y pensar en reducir la producción y el consumo de plásticos. Si no se hace, los esfuerzos para lo demás van a ser en vano”, sostuvo Fernández.

“Los productos con plásticos pueden tener sustancias tóxicas que se desconocen. Por lo cual -alertó la científica- si no está claro lo que se está reciclando, estamos haciendo economía circular de tóxicos, y exponiendo a la población doblemente. Es por eso crucial que se sepa la composición de los plásticos, para que las personas accedan a saber a qué se están exponiendo, y para proteger la economía circular y la salud de las personas”.

Durante la apertura del encuentro en Uruguay, Inger Andersen, directora ejecutiva del Programa de las Naciones Unidas para el Ambiente (PNUMA), se manifestó a favor de que se establezca un tratado que aborde los aspectos del problema.

“Debemos eliminar y sustituir los productos innecesarios y problemáticos a base de plástico, así como garantizar que los productos plásticos sean diseñados para ser reutilizables o reciclables”, dijo Andersen.

Expresó que “el acuerdo debe abarcar todo el ciclo de vida: desde tener en cuenta los distintos tipos de polímeros y productos plásticos hasta desarrollar una gestión de desechos segura y respetuosa con el ambiente. Y lo que es más importante, debemos asegurarnos de que estas acciones tengan en cuenta los principios de una transición justa para que nadie se quede atrás”.

 Como no se conocen todos los componentes que hay en los productos con plásticos, el reciclaje puede tener limitaciones. Porque puede incluir sustancias tóxicas/Archivo
Entre las posturas que se presentaron durante el encuentro en Uruguay, estuvo la de la Coalición Altamente Ambiciosa: son países que defienden que el problema de los plásticos se tiene que abordar de manera global con obligaciones internacionales. Hay otros países que hacen hincapié en los planes nacionales de implementación.

“Muchos Estados están de acuerdo en que se necesita transparencia y trazabilidad en cuanto a qué compuestos químicos se utilizan en los plásticos. Porque no saber qué compuestos están contenidos en los plásticos complica el reciclado y pone en peligro la salud de los ecosistemas y de la población”, contó la doctora Fernández, quien participó en el encuentro en Uruguay como parte de la delegación de la Sociedad Endocrina, la organización médica internacional que reúne a los profesional del campo de la endocrinología y el metabolismo.

La próxima sesión en el camino hacia el tratado sobre los plásticos se celebrará en Francia durante la semana del 22 de mayo de 2023.

Origen: https://www.infobae.com/america/ciencia-america/2022/12/24/por-que-hoy-los-efectos-del-uso-de-los-plasticos-sobre-la-salud-humana-en-el-mundo-son-preocupantes/