Se incrementa la brecha entre la educación pública y la privada

Opinión 22 de junio de 2021 Por Pablo Campolongo
Las desigualdades de oportunidades son cada vez más grandes. Luego de un año y medio de pandemia, se observa lo que se le brindó a los que pueden pagar una cuota y lo que sucedió con quienes optan por una educación pública.
escuela covid

La diferencia entre clases siempre se notó, pero la educación pública era un lugar en el que se planteaba cierta igualdad de oportunidades. Al ser de calidad y que todos pudieran acceder, se encontraban chicos y chicas de todos los sectores sociales.

Pero, los últimos años, de a poco se le quitó calidad, materiales, mantenimiento y posibilidades, el que más tuvo, retiró a sus chicos y chicas y los pasó al sistema privado. Pero aquellos que no tienen esa oportunidad económica, continúan en la escuela pública.

El último año y medio de pandemia acrecentó esa brecha. La falta de conectividad de muchos chicos y chicas, un estado que no daba posibilidades técnicas a los maestros y a los estudiantes y escuelas privadas que incrementaron sus días de presencialidad disfrazadas de talleres, hicieron que se pudiese observar lo que unos aprendían y los otros no.

En una casi vuelta a la normalidad, por lo menos en materia de actividades económicas, las diferencias son cada vez más. Mientras unos estaban sin presencialidad, otros veían el contenido de las materias de la escuela.

La respuesta está en el histórico reclamo, la apuesta a la escuela pública. Más edificios, que permitan que más chicos y chicas puedan acceder, mejores elementos, que permitan que se dicte una educación de calidad y un estado presente y activo, para que no haya más suspensiones por el “no me avisaron”.