“Todo lo que hago tiene que ver con la Patagonia”

Actualidad 19 de febrero de 2021 Por Pablo Campolongo
Si fuiste a un café o a un cumple y comiste una torta que era perfecta a la vista y deliciosa en el paladar seguramente la hizo Victoria Saldubehere. Ella lleva adelante Buenas y Santas Pasteles, un emprendimiento gastronómico que se trata de cocina y pastelería de autor.
multimedia.grande.821cca3022441150.466f746f2d706f72746164612d5669636b792d4275656e61732d792d53616e745f6772616e64652e6a7067

El amor por la cocina le viene desde la infancia, “comencé a cocinar porque a mí me gusta comer rico. De muy chica agarraba el libro de Doña Petrona y cocinaba, tenía 6 o 7 años. Todo lo que hago tiene que ver con la Patagonia, porque es el lugar por elección de vida. Hay algo que me recuerda mucho a mi infancia, yo tengo una cocina “económica”, que funciona a leña perfectamente. En el invierno subí al canal de Youtube muchas recetas que hice en esa cocina, que me recuerda muchísimo a cuando yo cocinaba con mis abuelas que vivían en el campo. Ambas tenían siempre el fuego prendido y de ahí salían las comidas. El sabor que tiene es único, queda grabado en la mente y es lo que quiero rememorar con mi cocina”.

Victoria nació y se crió en General Las Heras, Provincia de Buenos Aires, en tanto que se formó en muchos lugares. Estudió pastelería en el Instituto Maussi Sebes, Cocina profesional en la Escuela de cocina Alicia Berger, Taller de cocina y pastelería con Dolli Irigoyen y varios cursos con reconocidos pasteleros. En tanto que logró muchísima experiencia al viajar por el país y el mundo, aunque su lugar siempre fue San Martín de los Andes.

foto-vicky-2

“Vine a San Martín en el 98 como pasante de recepcionista del Hotel Sol y del Patagonia mientras estudiaba y quedé enamorada del lugar. Me volví y estudié con Dolly Irigoyen, que es de mi pueblo, ella daba un curso en capital y mientras estudiaba hotelería estuve con ella un año. Eran talleres de cocina y pastelería. Ahí conocí una persona y me vine de pasante a Paihuén, donde quedé contratada por tres años, venía todas las temporadas de verano e invierno a trabajar de pastelera” explicó Victoria.

La recorrida recién comenzaba, “en el medio, como me gustaba mucho la pastelería, estudié profesionalmente en el Instituto Maussi Sebes, que me dio un título profesional, me recibí en el 2001. Me fui a trabajar a España y viajé por varios lugares donde adquirí mucha experiencia”.

Tuvo muchos emprendimientos, “mientras iba y venía, puse una pastelería en San Isidro en el 2002, que duró un año. En tanto que viajaba a trabajar a Villa La Angostura y Paihuén y en el 2003 viajé a Uruguay y luego en Buenos Aires tuve dos restoranes, uno en Luján y otro en Las Heras. Todo esto hasta el 2010”.

foto-vicky-4

A partir de ese momento decidió que ya era momento de asentarse en ese lugar que la enamoró. “hice un clic, cerré todo y me vine a la Patagonia. Trabajé en la Abuela Goye del Cerro Chapelco, en atención al cliente. Luego de cuatro años me dije que eso no era lo mío y extrañaba mucho la cocina. Así que empecé desde un espacio muy chico en el 2014 y crecí hasta que en el 2016 le proveía la pastelería a muchísimos locales gastronómicos de San Martín de los Andes y alrededores”.

Como a muchos, la pandemia le cerró una puerta y le abrió una gran ventana, “durante la cuarentena corté con los negocios, salvo algunos del centro de la ciudad, y comencé con el canal de Youtube. Hoy tengo más de 300 recetas subidas al canal con casi tres mil subscriptores”.

foto-vicky-5

El espacio en los medios comenzó en la radio, “también estoy en el programa “Cosas que Pasan” de Radio Fun los jueves cada 15 días. Ese espacio de recetas me dio pie a muchas cosas como los cursos. Durante un tiempo di cursos de cocina presenciales en mi cocina y luego por la pandemia los dicté virtuales”.

Victoria no se queda quieta y busca más horizontes, siempre en la hermosa San Martín de los Andes, “mi sueño es tener una pastelería rodante, pero lamentablemente el municipio no está otorgando licencias comerciales para ese rubro. Tengo el proyecto, pero me falta la aprobación”.

Las creaciones de Buenas y Santas Pasteles son hermosas y deliciosas, “yo no considero que haga alta pastelería, creo que hago pastelería tradicional con toques de autor, con mis toques personales. Sería una pastelería rústica, que entra por los ojos, lo que vendo en fotos es que vas a tener adelante tuyo”.

foto-vicky-1

Esta ciudad le dio mucho a Victoria, “tengo que agradecerle a la clientela de San Martín de los Andes, ya que me dan mucha alegría y cuando me cruzan me saludan”.

Boletín de noticias