Vecinos de Chacra 32 solicitan que se llame a audiencia pública por el precio del pasaje y se sancione una ordenanza declarando al transporte público de pasajeros como un servicio esencial

Actualidad 19 de octubre de 2020 Por Redacción
Mediante una carta dirigida a Segio Winkelman, presidente del Concejo Deliberante y a todo su cuerpo, exponen su visión y situación sobre el acceso a los colectivos, sus frecuencias y tarifas, la posición de la empresa Expreso Los Andes, exponiendo también, los dichos del intendente Carlos Saloniti en entrevistas radiales replicadas y publicadas por este diario en julio y octubre.
coles5

Compartimos la nota completa de los vecinos:

Los vecinos de Chacra 32 tenemos el agrado de dirigirnos a Uds, por la problemática que alcanza a todos los usuarios del transporte público de pasajeros de la localidad.

Queremos comenzar recordando que el 29 de julio de este año, el Sr. Intendente Carlos Saloniti, dijo al diario local Noticias de los Andes refiriéndose al transporte urbano de pasajeros “queremos tener un buen servicio, pero no queremos pagarlo”. Ponemos en contexto que estos dichos fueron vertidos en plena pandemia, con una temporada turística invernal sobre la que no había certezas.

Sólo haremos referencia al hecho de que un buen servicio, es evidentemente muy subjetivo. Lo que para el Sr. Intendente es un buen servicio, no lo es para los vecinos.

Una discusión aparte, merece el hecho de que el poder ejecutivo crea que si los vecinos no pueden pagar un buen servicio, no son merecedores de él. Les proponemos que nos interpelemos juntos: ¿Qué es lo que determina que un servicio sea bueno? ¿Las frecuencias? ¿La comodidad con la que se viaja?

Estos interrogantes plantean esta realidad (entre otras) solo 7 frecuencias por día tiene actualmente el colectivo a nuestro barrio. Este cuerpo sancionó una ordenanza la N°11140/16, en la que se agregaban muchas más, pero la empresa nunca en 4 años la cumplió, y la autoridad de control tampoco la obligo a hacerlo. Si medimos el buen servicio por las frecuencias, obviamente no lo es. A modo de ejemplo les contamos, que nuestros adolescentes que concurren a la EPET 21 en el turno tarde, deben salir a las 12hs de sus hogares tomar el colectivo que los deja 12,45 en la terminal para poder tomar el que sale 13.10 al Barrio Intercultural y los deja en la escuela 13,30. niños, en San Martín de los Andes, teniendo que viajar 3 horas diarias (1 hora y media de ida, y el mismo tiempo de regreso) para estudiar.

Si a un buen servicio lo define la comodidad con la que se viaja, un colectivo con capacidad para 33 pasajeros, que lleva además muchos más pasajeros parados que sentados, tampoco sería un buen servicio entonces.
En la apertura de las sesiones ordinarias de este año, el Sr. Intendente dijo que una posible solución al tema del transporte sería la implementación del estacionamiento medido. A 7 meses de eso desconocemos si ya presentó el proyecto, si se gestionó a nivel Nacional y Provincial, asumimos que no, ya que no ha sido tratado en este recinto. Sin embargo, cuando la concesionaria pide un boleto de $ 50, ahí sí, con máxima premura, el ejecutivo le ofrece $60. ¡Qué fácil es ser generoso con la billetera de otro!

Creemos es una estrategia burda y cruel, pensar que si finalmente se aprueba un boleto de $50, los vecinos no estaremos enojados, porque al menos no vale $60, subestimando así nuestra inteligencia.

En el Diario Noticias de los Andes, con fecha 13/10 el Sr. Saloniti dice “…Con respecto a la norma nacional que dice que en el contexto de la pandemia no se puede aumentar la tarifa, cada ciudad tiene su particularidad…” . Y agrega “…Si yo tuviera la prerrogativa de aumentar el boleto, lo aumento porque entiendo lo que está pasando. Una empresa tiene un contrato y necesita tener aumentos paulatinamente porque la Argentina está en inflación hace muchísimos años, eso afecta los niveles de cualquier cosa..''.

¿Desde cuándo la interpretación de la norma depende de la ubicación geográfica?, o como dice “de la particularidad de cada ciudad”. No somos abogados, pero entendemos que el ámbito de aplicación de los decretos nacionales (que tienen fuerza de ley) es toda la República Argentina, sin distinción alguna. Que las normas no están sujetas a libre interpretación: si dice que no se puede, no es quizás…, ni depende de… es no se puede.

Si realmente entendiese el Sr. Intendente lo que está pasando, seguramente entendería que quienes no tienen un vehículo y usan el colectivo son las personas de menores ingresos, que además de sufrir la inflación, también vieron en este contexto disminuir sus ingresos.

¿Quién tuvo el 120% de aumento en los últimos doce meses? Si razonara todo, como asegura, se daría cuenta que nos resulta imposible pagarlo. Tal es la disconformidad que en el marco del distanciamiento social vigente, hemos juntado más de 2.500 firmas digitales rechazando esta medida, las cuales ponemos a su disposición,.
Como referencia citaremos que en Neuquén el pasaje de colectivo vale $35, en Bariloche $41, $ 34 en General Roca. ¿Por qué deberíamos pagar $50 ó 60 acá?

Somos rehenes de una situación en la que una empresa se caracteriza por extorsionar a la localidad. El año pasado al no conseguir el aumento que se proponía redujo notablemente las frecuencias sin que la autoridad de control intervenga, reducción que se mantiene en la actualidad. Hoy los choferes se encuentran realizando una medida de fuerza porque no cobraron el 100% de sus haberes, situación que se repite en la ciudad de Centenario, donde la misma empresa presta el servicio https://www.rionegro.com.ar/por-paro-de-uta-no-hay-servicio-detransporte-entre-centenario-y-neuquen-1528255/ , con lo cual asumimos el problema no es el precio del boleto en nuestra localidad, sino la lógica con la que Expreso los Andes se maneja.

Resumiendo, la empresa pide un aumento que por decreto nacional, al recibir subsidios del estado, no le corresponde. Los trabajadores reclaman por sus derechos. Los usuarios, que también somos trabajadores no gozamos los mismos porcentajes de incrementos en nuestros salarios, en las jubilaciones, en el precio de la hora de trabajo de las empleadas domésticas, en el valor de las “changas” de muchos y muchas trabajadores de la economía popular, algunos perdimos nuestros ingresos, otros los vimos reducidos, muchos somos eventuales, para quienes cada día que no podemos concurrir a nuestro lugar de trabajo es un día que no cobramos hace una semana nos encontramos sin servicio y mientras el ejecutivo local mira desde lejos, como esto se transforma en una lucha de pobres contra pobres.
Por todo lo expuesto solicitamos:

• Se sancione de manera urgente una ordenanza declarando al transporte público de pasajeros un servicio esencial, con lo cual, en caso de medidas de fuerza por parte de los trabajadores, se garanticen frecuencias mínimas que permitan a los vecinos de localidad poder desplazarse.

• Se llame a Audiencia pública por el precio del pasaje. No puede darse esta discusión entre la empresa que presta el servicio, el poder Ejecutivo y el Poder Legislativo, dejando fuera de la discusión a quienes son los principales afectados por la decisión que se tome, los usuarios. No se puede ignorar que la falta de acceso a la información y a la participación, es contraria al sentido democrático y republicano de nuestra sociedad, a derechos que consagra la Constitución Nacional, la Constitución Provincial, y a sentencias de la Corte Suprema de la Nación, que dicen expresamente que; “(…) en materia tarifaria la participación de los usuarios de un
servicio público no se satisface con la mera notificación de una tarifa ya establecida (…), es imperativo constitucional garantizar la participación ciudadana en instancias públicas de discusión y debate susceptibles de ser ponderadas por la autoridad de aplicación al momento de la fijación del precio del servicio"

saloniti barbijoCarlos Saloniti: ''A mi no me interesan los conflictos, quiero una ciudad que vaya para adelante''
Coles''Queremos tener un buen servicio, pero no queremos pagarlo''

Boletín de noticias