“Vivir a la buena de Dios”

Carta de lectores 11 de mayo de 2021 Por Redacción
Una joven tuvo un grave accidente en San Martín de los Andes. Se cayó en un alcantarillado a la vera de la Ruta N°40, la cual está sin señalización. En una dura carta, le pide a las autoridades que hagan algo.
WhatsApp Image 2021-05-10 at 22.56.34

El hecho se produjo hace dos semanas, en tanto que el lunes circuló en los medios la nota. La madre de la chica envió en un texto en el que explica qué pasó y se pregunta si podría haberse evitado, así como que podría haber sido más grave. También agradece a las instituciones que intervinieron y le salvaron la vida a su hija.

“Hace 15 días mi hija de 17 años salió de casa en bicicleta. Vivimos en Chacra 32 y para llegar a casa de una amiga en Chacra 30 el único camino es a la vera de la Ruta 40.

Media hora más tarde me llama una doctora de la Guardia del Hospital de nuestra ciudad, para avisarme que mi hija se encontraba allí, que había tenido un accidente en el camino y si bien se encontraba bien, estaba muy golpeada.

En el camino al Hospital, se me ocurrieron miles de escenarios posibles de cómo estaría golpeada, cómo y dónde hubiera sido el accidente.

Al llegar, me encuentro que mi hija tiene todo el lado izquierdo de la cara golpeado y raspado con el labio inferior abierto por dentro. Los Doctores me informan que les costó mucho sacarle la tierra de las heridas, ya que había caído en una ¡ALCANTARILLA!

Luego de RX y Tomografía para descartar problemas mayores, el Odontólogo procedió a realizarle la cirugía en la boca, donde tuvo que darle numerosos puntos.

Reconstruyendo un poco lo sucedido con el Camillero, me entero que el accidente fue a las 17:30 hs aprox. En la alcantarilla del camino de acceso a chacra 30 de la cantera de Werefkin, sobre el lado del Barrio el Portal. Mi hija tuvo la desgracia con suerte que justo en ese momento se encontrara una persona en las inmediaciones que la vio tomar mal el ingreso y caer directamente dentro de la alcantarilla. Esta misma persona notificó a la policía de Chacra 30 quienes al hacerse presente llamaron a la Ambulancia, ya que mi hija presentaba pérdida de conocimiento. Al querer auxiliarla, el personal del hospital me cuenta que ella se encontraba en shock y no se dejaba atender, también parecía que hubiera convulsionado luego de la caída.

A todo esto, me pregunto que hubiera sucedido si este accidente le sucedía en otro horario más tarde, con menos luz, o si no se encontraba nadie en el lugar para verla o auxiliarla. En ese lugar, que luego visité para fotografiar, no existe señalización alguna de las alcantarillas, ni muro de contención, ni iluminación para la noche, incluso hay una garita de colectivo, la cual también se encuentra oscura. Este acceso del barrio es muy transitado por camiones, colectivos y vehículos particulares y no tiene ningún tipo de mediad de seguridad para el peatón o ciclista que circula o cruza por ese lugar. Los vecinos de los barrios no tenemos accesos internos entre barrios, con lo cual, todos debemos desplazarnos por este camino.

Señor Intendente. Qué está esperando para hacer obras también para nosotros, que no vivimos en pleno centro, que no estamos pidiendo obras de lujo, sino de seguridad básica.

No hemos tenido que lamentar mayores, aunque mi hija necesitará alguna cirugía estética, la cual me parecería correcto que el municipio se ocupe de los gastos y por supuesto se encargue de realizar las obras correspondientes para no lamentar más accidentes en la zona.

Aprovecho la ocasión para agradecer la pronta atención del destacamento de policía de Chacra 30, al personal de la Ambulancia, apostado en el Centro de Salud de Chacra 30, a los Médicos, Odontólogos y Enfermeros del Hospital y Centros de Salud, que más allá de las medidas de fuerza, están siempre al servicio de la comunidad, cuidándonos”.

Johanna Emily Riiis

DNI 31930144