“El comercio no contagia”

Actualidad 10 de mayo de 2021 Por Redacción
La Cámara de Comercio de San Martín de los Andes, compartió un comunicado donde manifiesta, por adelantado, su desacuerdo en las posibles medidas restrictivas que pudieran aplicarse en la ciudad.
comercios
comercios

El mismo lleva la firma del presidente de la Asociación, Lucas Mántaras y su Secretario, Sebastián Vicentín y se presenta como una comunicación junto a “PyMes, comerciantes, productores y emprendedores de nuestra ciudad”.

El parte informativo manifiesta su postura contraria a todo tipo de medidas restrictivas a aplicar en la ciudad enumerando 5 puntos principales:

1-      Decimos NO al cierre de comercios. 

2-       Decimos NO a las restricciones horarias. 

3-       Decimos NO a las pérdidas de fuentes de trabajo. 

4-       Decimos NO a las arbitrariedades del Estado. 

5-       Decimos el comercio NO CONTAGIA.

Y continúa dejando en evidencia la falta de diálogo con el Ejecutivo local.

"Informamos que durante los últimos meses en ningún momento se han comunicado con nosotros para acordar alguna medida de contención, y no nos han consultado en cómo se verían afectadas las actividades de la localidad. Tampoco se ha medido cómo las decisiones del 2020 repercutieron e hicieron de nosotros comerciantes endeudados, con escasa ayuda estatal y con una presión fiscal y tributaria que no da tregua". 

Además manifiestan lo que consideran un desinterés por el comercio local “La falta total de empatía con las fuentes productivas del sector privado, que en nuestro caso son las PyMEs, el Turismo, la Gastronomía y el Comercio ha sido escandalosa. Nos sentimos abandonados y al mismo tiempo víctimas de permanentes demandas económicas por parte del Estado. Nos acusan de inconscientes por el hecho de querer trabajar para poder sostener nuestra actividad de la cual viven muchísimas personas en nuestra comunidad“.

Con respecto a las recientes protestas del personal autoconvocado de salud comentan que “han expuesto la grave falta de inversión y mejoras en el sistema sanitario estatal. Un claro ejemplo es el nuevo hospital modular sin equipamiento ni personal para que funcione”.

Asimismo señalan “La inacción del Gobierno Nacional, Provincial y de la Justicia ante el caos desatado por los recientes cortes de ruta hizo que un alto porcentaje de turistas desista de visitar nuestra ciudad, que las empresas no cuenten con mercadería para trabajar, y peor aún, que toda la comunidad sufra la falta de combustible” y se preguntan  “¿y quién nos compensa esas pérdidas? ¿Esas reservas que se cayeron? ¿Esas prendas o mercaderías que no se vendieron? ¿Esos viajeros que no se sentaron a comer en un restaurante?”.

En el texto manifiestan que “El comercio no contagia” y continua “No somos culpables de la propagación del virus”.

Sobre la posibilidad de prohibir las aperturas comerciales comentan “Cerrarnos y/o restringirnos es la salida fácil que encontraron las autoridades del COEM para evitar hacer un trabajo tedioso y complicado en la comunidad. El comercio no contagia porque tiene protocolos, porque cuidamos de los nuestros, porque queremos lo mejor para los clientes y somos responsables de lo que pasa dentro de los establecimientos”.

Haciendo referencia a situaciones positivas en otros países comentan “aumentar significativamente los testeos, el aislamiento de los positivos y la vacunación lo más intensa posible”.

"El comercio, la hotelería y la gastronomía, generan trabajo y pagan impuestos. Son el sustento de un enorme porcentaje de personas; restringirlos y cerrarlos es atentar contra las libertades básicas que nuestra constitución ampara".

Para finalizar, desde la Cámara de Comercio se solicitó que sean convocados de manera urgente a todos  “los representantes de los rubros de la economía y pongan en marcha el diálogo necesario para lograr un plan de contingencia, consensuado en pos de mantener las fuentes de trabajo del sector privado e intentar que el sistema de salud esté lo menos estresado” reflexionando que es un trabajo difícil “ya que no se hizo la inversión necesaria durante los 4 meses de respiro que nos dio el verano. Prueba de ellos es el nuevo hospital modular aún sin funcionar”.