''El COEM fue convocado producto del accionar violento de un reducido grupo de nuestra sociedad que contrasta absolutamente con las mayorías''

Actualidad 19 de noviembre de 2020 Por Redacción
Así lo manifiesta un comunicado emitido por el bloque del Frente de Todos, que lleva las firmas de los concejales Marcela Valenzuela, Fernanda González, Santiago Fernández y Martin Rodríguez.
frente de todos1

Compartimos el comunicado completo:

En el día de ayer asistimos a un Comité Operativo de Emergencia (COEM) extraordinario, convocado de urgencia como producto del accionar violento de un reducido grupo de nuestra sociedad que contrasta absolutamente con las mayorías que, aún pudiendo no coincidir con lo decidido, aún sintiéndose afectados por ello, respetó lo dispuesto por el COEM del día lunes como un respaldo al sistema de salud que cuida sin distinciones a toda nuestra comunidad, a las familias de todos los sanmartinenses, tanto como en respeto a las fuerzas de seguridad y sistemas de control

Antes de dejar en claro cuál fue nuestra postura en el COEM de ayer miércoles, es importante remarcar tres cuestiones: la convivencia democrática no puede consentir ni alterarse frente al accionar violento que busca modificar las decisiones institucionales. El reclamo de falta de libertades carece de fundamento alguno. El pretendido argumento de que el Estado no puede restringir nuestras libertades atrasa siglos y desconoce lo esencial de nuestro contrato social, de nuestra sociedad. Vivimos en sociedad porque hemos decidido que el ejercicio de nuestras libertades individuales está regulado por el Estado, que debe velar por el bienestar general de la población. 

En este sentido, no debe permitirse que haya quienes crean ejercer legítimamente su libertad individual agrediendo, destruyendo el patrimonio público y amedrentando a quienes deben ejercer la representación popular con el objetivo de modificar esas decisiones. Si eso sucede, estamos ante actos antidemocráticos que deben ser repudiados públicamente por todos los actores de nuestra comunidad que digan defender la democracia, máxime cuando frente al mismo intendente municipal, voceros de los manifestantes expresaron preferir las dictaduras a la democracia.

En segundo lugar, es necesario rescatar el enorme trabajo que vienen haciendo enfermeros y médicos en todo este tiempo, enfrentando al virus, el contagio de sus compañeros, el miedo propio a la enfermedad, el acompañamiento en solitario a enfermos que terminan perdiendo su vida por una pandemia que a hoy no tiene más cura que la prevención y el distanciamiento social. Escuchar insultos hacia el personal de salud, vecinos que cuidan nuestra salud, expresiones agraviantes y altaneras desconociendo su saber y su capacidad para afrontar esto, no puede más que producirnos un enorme rechazo y la necesidad de repudiarlo firmemente. Nosotros queremos a los trabajadores de la salud, los conocemos, son nuestros vecinos, amigos, familiares, le confiamos la vida de nuestros hijos y como la inmensa mayoría de los sanmartinenses los abrazamos frente a este ataque irracional e injustificado. 

En tercer lugar, queremos agradecer a la inmensa mayoría de nuestros vecinos que cumplieron con el pedido de aislamiento, que comprendieron que este último esfuerzo de cada uno persigue el objetivo de beneficiar a toda la comunidad, mejorar las condiciones de nuestro sistema de salud y permitir que la temporada de verano se desarrolle de modo tal de permitir que haya trabajo para todos nuestros vecinos. 

Para finalizar queremos aclarar nuestra postura en el COEM extraordinario, ya que su omisión en el comunicado da a entender que no hubo voces críticas a lo allí resuelto. En primer lugar sostuvimos la necesidad de continuidad de lo dispuesto por el COEM en cuanto al retorno por seis días de la FASE 1. Los informes de Zona Sanitaria dan cuenta de la gravedad de la situación en que se encuentra el sistema y la posibilidad de su colapso, y para nosotros el colapso no será una estadística sino vecinos conocidos por todos que ya no estarán más entre nosotros. En segundo lugar, dilatar el momento de arribo a una situación crítica va a permitir el acople con el sistema de salud de la capital neuquina que ha iniciado un lento descenso de uso de camas de terapia intensiva, y mejorará la perspectiva de la temporada turística, vital para el bienestar de todos. En tercer lugar, modificar una disposición de un Comité de Emergencia por la presión minoritaria de un sector frente a la amplísima mayoría de la sociedad que acompañó la medida, implica fomentar la percepción de que hay privilegiados para los que no corren normas, ni sanciones y que, aunque sean minorías, pueden cambiar la voluntad del Estado si no conviene a sus intereses. En cuarto y último lugar, el orden social se funda en actos de autoridad, y dejar ante situaciones de emergencia como la presente, esa autoridad subordinada a las libertades individuales que niegan la potestad del Estado es iniciar un camino de no retorno en la dilución del poder que el Estado debe ejercer. Por ello y a pesar de tener otra postura, respetamos lo dispuesto por el Intendente y la mayoría de los miembros del COEM. 

Vienen tiempos más complejos y no se necesita más anarquía en la que se hacen fuertes los poderosos sino más gobierno democrático para que prime el bienestar general.

Marcela Valenzuela

Fernanda González

Santiago Fernández

Martin Rodríguez  

Concejales Frente de Todos

Boletín de noticias