Neuquén tendrá la ley “del último adiós” para acompañamiento y asistencia humanizada de pacientes en el final de sus vidas

Legislatura Neuquina 08 de octubre de 2020 Por Redacción
Regirá tanto para el sistema público como para el privado y contempla la elaboración de “requisitos protocolares mínimos de bioseguridad” tanto para el paciente como para la persona acompañante. 
acompañamiento1

La ley garantiza la asistencia a las personas que, según valoración clínica, se encuentran en el final de sus vidas o que hayan fallecido como consecuencia del coronavirus u otra enfermedad terminal, en el contexto de pandemia declarada por la Organización Mundial de la Salud. La iniciativa, aprobada en general y por unanimidad, consensuó la unificación de tres proyectos en similar sentido presentados por Juntos por el Cambio y por el Partido Demócrata Cristiano. 

La norma implica que el Ministerio de Salud, en tanto autoridad de aplicación, deberá establecer los protocolos correspondientes para el “acompañamiento afectivo” de las personas ingresadas al sistema de salud afectadas ya sea por COVID-19 como por cualquier otra otra enfermedad terminal, en los que la valoración clínica haga prever que se encuentran en el final de sus vidas. 

Regirá tanto para el sistema público como para el privado y contempla la elaboración de “requisitos protocolares mínimos de bioseguridad” tanto para el paciente como para la persona acompañante. 

A su vez, la iniciativa determina que se deberá facilitar el ingreso a la provincia y a los municipios de familiares y seres queridos que provengan de otras jurisdicciones, ya sea para asistir a la persona que está transitando sus últimos días de vida o para asistir a una ceremonia fúnebre.

En efecto, la norma contempla la realización de ceremonias y ritos fúnebres con las restricciones necesarias para garantizar el distanciamiento social y otras formas de cuidado indispensables para atender la salud pública en el marco de la pandemia. 

Al hablar como miembro informante, la diputada Karina Montecinos (JC) dijo que el proyecto impulsado por su espacio político surgió “porque las personas se estaban muriendo en soledad” y, en ese sentido, aseguró que la ley permitirá que no se eluda la responsabilidad de dar cumplimiento al derecho de la ciudadanía de ser acompañada y contar con el tratamiento humanizado correspondiente. Destacó que se implementará tanto en el sector público como privado y que no dependerá de la voluntad de la dirección de los centros de salud como sucede en la actualidad.  

Desde el PDC, la diputada Elizabeth Campos –impulsora de una de las iniciativas consensuadas- señaló que la norma “permitirá dar un último adiós” a los pacientes en el último tramo de sus vidas y remarcó que la normativa apunta a “humanizar a favor de los pacientes”. En tanto, su par de bloque, Carlos Coggiola dijo que la propuesta de su autoría derivó de la situación que atravesó Pablo Musse a quien se le prohibió el ingreso a la ciudad de Córdoba luego de un largo viaje desde Neuquén para acompañar a su hija, Solange, quien transitaba una enfermedad terminal. Destacó que, además del protocolo humanizado, la ley permite la circulación interjurisdiccional y el acceso a la provincia, a fin de garantizar a familiares y allegados de pacientes terminales acceder a los centros de salud en los que estén internados. “La ley impedirá que seamos testigos de un nuevo caso como la trágica experiencia que tuvo que atravesar la familia de Solange”, sintetizó el legislador. 

A su turno, el diputado Javier Rivero (MPN) destacó el consenso para el pronto despacho de la comisión de origen, unificando las propuestas en este sentido. Resaltó, asimismo, el particular momento que atraviesan los equipos de salud y la comunidad por “este momento tan doloroso para todos” señaló.

A la vez, la Cámara también aprobó la ley que sanciona a quienes hostiguen o tengan actos de discriminación o intolerancia hacia personas con enfermedades infectocontagiosas, entre ellas el COVID-19. La ley, aprobada en general y por mayoría, modifica el Código de Faltas de la provincia incorporando multas económicas, la aplicación de disposiciones judiciales que instruyan trabajos comunitarios o donaciones al sistema sanitario e incluso días de arresto para los casos de hostigamiento a trabajadores esenciales de la salud. 

Al fundamentar la ley, el diputado Javier Rivero (MPN) dijo que la incorporación de las nuevas figuras contravencionales al Código de Faltas apunta a erradicar cualquier conducta de hostigamiento, discriminación o maltrato a personas que hayan contraído alguna enfermedad infectocontagiosas así como también hacia personal del sistema de Salud. Para estos últimos casos, la sanción podrá implicar el arresto de hasta diez días, según informó el legislador. “Le estamos otorgando al juez herramientas para mitigar estos hostigamientos que no encuentran justificación”, indicó Rivero.

Desde el PTS-FIT, el diputado Andrés Blanco justificó su voto negativo al cuestionar el punitivismo como medida de prevención. El legislador aseguró que “existen otras alternativas para proteger al sistema de salud”, tales como centralizar el sistema para garantizar el acceso a toda la población.

Asimismo, en la sesión de hoy se prestó acuerdo legislativo al pliego de Rocío Gabriela Rivero para que asuma como Fiscal del Caso para la I Circunscripción Judicial con asiento de funciones en Rincón de los Sauces. El pliego fue aprobado por unanimidad con 27 votos afirmativos.

Boletín de noticias