Investigadores de la UNCo iniciaron una cruzada ciudadana para salvar a los abejorros

Medio ambiente 08 de agosto de 2022 Por Redacción
El proyecto ''Vi un Abejorro'' busca que los habitantes de todo el país registren sus encuentros con estos insectos, para proteger a los que están en peligro de extinción.
abejorro3jpg

Un zumbido intenso entre las flores ya delata su presencia. Y aunque no pasan desapercibidos, ver un abejorro posado en una flor es una imagen cada vez menos frecuente. Por el peligro que corren como especie y el aporte fundamental que hacen a la polinización, un grupo de investigadores de la Universidad Nacional del Comahue (UNCo) se lanzó a la aventura de atraparlos, pero sólo con una planilla de datos y una cámara fotográfica. Y en esa cruzada, convocan a los habitantes de todo el país a hacer ciencia ciudadana y registrar a cada uno de estos insectos cuando se les crucen por el camino.
 
Aunque el grupo de Ecología de la Polinización funciona desde hace más de 20 años como un espacio de investigación de la UNCo, desde hace un año existe un grupo de cinco investigadores, entre estudiantes y doctores en Biología, que comenzaron a pedir ayuda a la comunidad para registrar a los abejorros patagónicos, una especie en peligro de extinción a partir de la amenaza que significa la importación de especies exóticas a Chile, que cruzaron la cordillera y ahora compiten por el sustento con los insectos nativos de la Patagonia.

"Salíamos al campo y vimos casi en vivo cómo iba desapareciendo el abejorro nativo, cada vez era más difícil encontrarlo en la naturaleza. Al mismo tiempo, nuestros amigos sabían de nuestras investigaciones y cuando veían un abejorro, nos mandaban una foto. Por eso pensamos en extender esa ayuda que nos prestaban a toda la comunidad", explicó Victoria Campopiano, una de las integrantes del proyecto.
Así, hace un año nació "Vi un abejorro", un proyecto que permite a los ciudadanos de a pie contribuir a las ciencias naturales al registrar y dar testimonio de los insectos de este tipo que se cruzan por el camino. Los cinco integrantes del equipo se mantienen activos en las redes sociales para aportar valiosa información que ayuda a los colaboradores: así, les enseñan a identificar cada especie de abejorro y a distinguirlos de las abejas o las abejas carpinteras.

"Hay gente que les tiene un poco de miedo porque tienen un zumbido muy fuerte, pero hay otras que dan ternura. Por lo general, la gente no los mata porque son muy grandes, pero en muchos casos deciden no molestarlos porque saben que están en peligro de extinción", explica Victoria, que considera que ese conocimiento tan difundido responde en parte al trabajo constante que hacen desde el grupo de investigación.

Lo que comenzó como un aporte de su grupo de amigos se convirtió en un proyecto nacional. En un año, ya recolectaron más de mil registros de todas las provincias argentinas, de las ocho especies de abejorros nativos que habitan el territorio y también de otras que dos que son exóticas.

Victoria aclaró que los abejorros patagónicos cumplen un rol fundamental para la polinización y reproducción de plantas nativas, como el amancay, el chilco o la vicia, que podrían desaparecer sin el aporte de este insecto. La principal amenaza de la especie es la introducción que propician desde Chile de abejorros europeos, que fueron traídos para polinizar cultivos de frutas y flores.

"Como son cultivos al aire libre, pueden salir del cultivo y así cruzaron la cordillera", detalló la investigadora y agregó que esta especie transmite parásitos al abejorro nativo patagónico y también compiten por los recursos florales y por el espacio.

Registrar la presencia de abejorros permite obtener valiosa información para proteger la especie y esparcir la conciencia sobre la importancia de no dañarlos o incluso de plantar flores nativas para aumentar el sustento. De esta manera, la propia acción de fotografiar y subir fotos de abejorro mejora el vínculo entre los ciudadanos y estos valiosos insectos.

"Si trabajamos todos juntos, podemos hacer que no llegue a la extinción", explicó Victoria. Junto a su grupo, sigue saliendo al campo a registrar la presencia de estos insectos, en actividades que combinan con otras tareas de observación. También procesan datos, clasifican fotos y elaboran un mapa para conocer la presencia territorial en toda la Argentina.

"Recibimos fotos de abejorros de Misiones o de Entre Ríos, lugares donde no tenemos contacto con investigadores", se sorprendió Victoria, y agregó que el uso de las redes sociales permite que la información viaje "muy rápido y muy lejos" en una cruzada por conservar la biodiversidad.

Su proyecto se asemeja a otro que ya existe en Bariloche, también fomentado por investigadores de la UNCo, y que pretende que la población tome fotos y envíe información cada vez que se topan con una vaquita de San Antonio. Así, ambos grupos de investigación comparten consejos y metodologías para proteger a los dos grupos de insectos.

El grupo está integrado por Victoria Campopiano Robinson, Marina Arbetman, Eduardo Zattara, Carolina Morales y Lican Martinez, y aunque ellos están basados en la sede universitaria de Bariloche, Victoria consideró que no es necesario vivir rodeados de naturaleza para aprender a observarla y preservarla.

"Nos llegan fotos de abejorros en medio de la ciudad, de gente observadora que quizás tiene su huerta o su jardín con plantas", dijo y agregó: "Es verdad que en la Patagonia, rodeados de naturaleza, hay mayor tendencia al cuidado del medio ambiente, pero es algo que vemos en todas partes del país".

Los interesados en aportar al proyecto pueden ingresar al sitio web oficial para conocer el trabajo de los investigadores, aprender a distinguir cada especie de estos insectos y completar un formulario cada vez que salgan a la naturaleza y puedan decir: "Vi un abejorro".

Origen: https://www.lmneuquen.com/investigadores-la-unco-iniciaron-una-cruzada-ciudadana-salvar-los-abejorros-n934775