Renunció el subsecretario de deportes de San Martín de los Andes

Actualidad 07 de junio de 2022 Por Redacción
Lucas Keenan hizo un descargo en su cuenta de Facebook donde indicó: ''Hoy tristemente le tengo que dar la razón a todos los que, con experiencia, me dijeron 'Lucas, la política es un cajón de fruta podrida donde uno entra y se pudre".
lucas keenan

El hoy ''ex'' subsecretario de Deportes de nuestra ciudad, manifestó su experiencia pasando por dicho puesto municipal:

''Después de un año en la gestión pública y de reiteradas veces de escuchar "o te acostumbras o te vas ", no me pude acostumbrar y tuve tomar decisiones teniendo en cuenta mis valores y con el objetivo de mejorar el deporte de San Martín.

Comencé el desafío sabiendo que estaba generando ruidos en una gestión donde el único fin es NO generar ruidos para mantenerse en el poder y donde los problemas se silencian (sin una solución de raíz) solamente cuando llegan a los medios. Es por esto que vivimos en una ciudad con: emergencia habitacional, emergencia en instalaciones educativas y deportivas, emergencia en transporte público y privado, emergencia en salud. Y tantos otros problemas cotidianos.

Asumí mi cargo teniendo el deseo de formar una institución con reglas claras para todos los vecinos, sin importar nombres, partidos políticos o gremios. A diferencia de una política de favores a los 'amigos', una política con reglas claras y conocida por todos los vecinos, crea una base para discutir y mejorar. Éstas no serán justas para todos, porque la justicia es subjetiva y los criterios en los que se basan las reglas pueden ser variados, pero por lo menos son claras y se pueden evaluar y cambiar para mejorar. En cambio, en un sistema sin reglas claras, los únicos que salen beneficiados son los políticos que generan poder asignando LOS

RECURSOS DEL PUEBLO según sus conveniencias y las de sus “allegados”, que se benefician de la asignación de estos recursos.

Siendo la cara visible y responsable de una secretaría, pero sin tener el poder de decisión para ni siquiera realizar el mantenimiento rutinario de una cancha de fútbol, abrir un gimnasio, solicitar un cronograma de limpieza de las instalaciones o asignar los recursos afectados a la secretaría según un sistema de reglas claras, me veo obligado a dejar mi puesto y a no ceder ante mis ideales por un sueldo. Agradezco a todos los compañeros de trabajo que se quisieron involucrar en este cambio y a Fernando Mendez por confiar y darme la posibilidad''.

En dicha publicación, incluyó una foto de la situación de un establecimiento deportivo de nuestra ciudad.