"Vamos a aislar al AMBA porque está contagiando al resto del país"

Cuarentena 27 de junio de 2020 Por Redacción
Fueron las palabras del Presidente Alberto Fernández, quien junto al gobernador de Buenos Aires y al jefe de Gobierno porteño, anunció un endurecimiento de la cuarentena a partir del próximo 1° de julio. "Es el único remedio, el único que conocemos", dijo.
endu

En un mensaje grabado en Olivos durante la tarde del viernes, el Presidente, junto al jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y el gobernador de Buenos Aires, Axel Kiciloff, hizo un repaso del avance del coronavirus en el más importante conglomerado del país donde en los últimos 20 días, los contagios crecieron un 147 por ciento y las muertes aumentaron un 95 por ciento.

Fernández comentó que "las encuestas dicen que uno de cada cinco argentinos no está conforme con la cuarentena, yo los entiendo, porque todos hubiéramos querido estar libre. Y que la economía estuviese mejor. Han pasado 6 meses desde que asumimos, y nos ha tocado una muy difícil". Agregó que "el coronavirus es un enemigo invisible, se transmite más rápido. Y la razón es que aumentó la circulación".

El Presidente sostuvo que "llevamos muchos días de lucha" pero la cuarentena, que esta a punto de cumplir 100 días, "es un remedio, el único que conocemos". Agregó que "no estoy enamorado de la cuarentena, estoy enamorado de la vida, por eso la cuidamos tanto". Puntualizó que "el esfuerzo que hicimos no fue inútil. Sin esto, todo hubiese sido más grave".

Recalcó que "este no es el esfuerzo de un Gobierno, es el de todos ustedes", y al comparar con las situaciones de otros países de la región, "con el ritmo de la curva en Brasil, hoy en el país tendríamos 10 mil muertos".

“Hoy, el 97% de los casos que se detectan ocurren en el Área Metropolitana de Buenos Aires, y en los últimos 20 días los casos aumentaron un 147%, y los fallecidos aumentaron un 95%”, dijo el presidente y agregó: “Tenemos que hacer algo para parar el ritmo del contagio, para aliviar las camas ocupadas y seguir garantizando que todos los argentinos tengan la atención que merecen. Debemos ser solidarios con el resto del país".

Las nuevas restricciones al aislamiento social preventivo y obligatorio implicarán la limitación en el uso del servicio de transporte público, que estará destinado exclusivamente a los trabajadores de los servicios esenciales, que son 24 según el artículo 6° del decreto 297/2020. Quienes estén en esta última situación y se trasladen con sus automóviles deberán solicitar nuevamente el permiso de circulación correspondiente. “Vamos a volver a sacar a las fuerzas de seguridad para controlar el tráfico de automóviles y de personas para que solo se muevan los que cumplen actividades esenciales”, enfatizó Fernández.

El mandatario anunció también que el Gobierno nacional continuará asistiendo al trabajo y la producción en las zonas afectadas del AMBA, así como continuará con el pago del IFE a quienes lo necesiten en esa área, en Chaco y en algunas zonas de Río Negro. “Así, estaremos preservando el empleo y dando tranquilidad a los empresarios, aliviándolos de una inversión muy alta que son los salarios”, destacó.

Recordó que “los comerciantes y los profesionales independientes tienen la posibilidad de acceder a un crédito a tasa 0, en relación a sus actividades”. "El apoyo que el Estado ha dado al sector privado para que no lastime tanto la pandemia casi roza 3 puntos del PBI hoy día", agregó.

"Nosotros a las zonas que estamos afectando a este cierre vamos a seguir ayudándolos a los trabajadores y a las empresas con la ATP y lo hicimos con los sueldos de mayo que se cobraron en junio, con los de junio que se cobrarán en julio y lo haremos con los de julio que se cobrarán en agosto. Así vamos a estar preservando el empleo y aliviando a los empresarios de una inversión muy alta que es la inversión en salarios", detalló.

“La cuarentena es un remedio, el único que conocemos. Estamos enamorados de la vida, por eso la cuidamos tanto. Por eso nos pesa tanto ese número trágico de mil personas que dejaron de estar entre nosotros”, dijo Fernández y detalló que “si Argentina hubiera seguido el ritmo de Brasil, hoy, tendría 10 mil muertos”.

Y definió: “Por eso, con la conciencia que nos genera que no haya más muertos es que estamos tomando las decisiones que hoy tomamos. Pero quiero que todos entendamos que en este tiempo que pasó todo este esfuerzo que hicimos no fue inútil. Si no hubiéramos hecho lo que hicimos todo hubiera sido más grave”.

En cuanto a la situación económica en el resto del país, el mandatario señaló que “fuera del AMBA, la actividad económica funciona en un 80 por ciento, en 20 provincias el 95 por ciento de los comercios ya está trabajando, y el Estado está apoyando a los argentinos en asistencia, pagar parte de salarios, pasando por asignaciones específicas”. En ese sentido, comparó la situación epidemiológica del país el 4 de junio cuando se anunció la última extensión con la realidad de los últimos.

Luego el mandatario compartió las previsiones del Fondo Monetario Internacional (FMI) y la Organización Mundial del Trabajo (OMS) en referencia de la caída del PBI per cápita de cada país para 2020 y dijo "el problema económico no es la cuarentena sino la pandemia".

En ese sentido, Fernández remarcó que el Banco Mundial dijo que el mundo atraviesa de las crisis más grande desde 1870 y remarcó que la economía se recupera pero la vida de las personas no.

"Esto no habla de Argentina, habla de un mundo que se está deteriorando económicamente como consecuencia de esta pandemia. Ayer o anteayer se cayeron los bonos de todas las potencias del mundo precisamente porque vislumbraron la posibilidad de un rebrote de la pandemia en lugares donde todos creían haber superado ya el problema", indicó.

"No estamos en el camino equivocado, nos decían que eramos las oveja descarriada de un rebaño con la cuarentena temprana", dijo el jefe del ejecutivo y destacó que de esa manera se evitaron las consecuencias "funestas" que el virus causo en otros países. "Nos decían que las consecuencias económicas eran las que iba a llevar la economía a un momento de locura", indicó y agregó que todo el mundo está "en un rebaño enloquecido".

Boletín de noticias