La aplicación AmVoz registó 1622 denuncias durante 2021

Solidaridad 01 de marzo de 2022 Por Redacción
Esta herramienta neuquina concebida para denunciar casos de maltrato animal, contribuye al rescate y puesta a salvo de infinidad de mascotas, que no recibían los cuidados ni el afecto que merecen.
web-AmVoz

Desde que irrumpió en escena, en 2019, la aplicación neuquina concebida para denunciar casos de maltrato animal (Amvoz) ha contribuido al rescate y puesta a salvo de infinidad de mascotas, que no recibían los cuidados ni el afecto que merecen. El gobernador Omar Gutiérrez destacó esta herramienta y precisó que en 2021 esta APP recibió un total de 1.622 denuncias.

Desde su puesta en marcha, hubo casos que comenzaron con una denuncia y terminaron en la Justicia, como el de un hombre que fue imputado por el abandono al que había condenado a su Pitbull. La alarma la encendió un vecino que alertó sobre el estado de desnutrición en que se encontraba este animal no humano, que además padecía sarna.

Tal es su aceptación y utilidad que, a poco de implementarse. Amvoz fue premiada en las jornadas nacionales que la Sociedad Argentina de Informática realizó en la Universidad de Salta. Y a esta aplicación se refirió el gobernador Omar Gutiérrez, durante su discurso de apertura del LI Período de Sesiones Ordinarias de la Legislatura neuquina. “Atendimos 1.622 denuncias a través de la aplicación Amvoz que permitieron prevenir y frenar en muchos casos situaciones de maltrato animal”, dijo sobre esta aplicación que pone de manifiesto el compromiso de la comunidad.

Entre los objetivos de este dispositivo íntegramente diseñado en oficinas del Estado neuquino, se encuentran los de concientizar sobre la prevención para evitar el abandono y maltrato, brindar herramientas para su cuidado responsable, difundir las herramientas de protección, trabajar a través de actividades recreativas, realizar campañas de prevención y promover espacios de participación ciudadana que promuevan el cuidado y respeto.

El nuevo objetivo es el de crear un registro de guardadores para poder dar respuesta rápida y efectiva al alojamiento de los animales no humanos que son víctimas de malos tratos o crueldad.