Declararon el Estado de Emergencia Ígnea

Actualidad 26 de diciembre de 2021 Por Redacción
El Gobernador Neuquino firmó el decreto que la rige por 180 días. Se limita la posibilidad de hacer fuego en espacios abiertos no habilitados y se faculta a la Secretaría de Desarrollo Territorial y Ambiente a adoptar medidas especiales.
web-Incendio-en-quillen-3 (1)
Foto: prensa Gobierno Provincia del Neuquén

Pese a que se sabía que se avecinaba una temporada de verano extremadamente seca y con posibilidades de grandes incendios, hubo que esperar a que las llamas arrasaran Quillen para que el Gobierno provincial accionara.

Así es como este 25 de diciembre, el Gobernador Omar Gutierrez firmó un decreto que declara la Emergencia Ígnea en la provincia. La medida es por 180 días y es prorrogable por otro período similar.

Según el texto, “se prohíbe, la generación de cualquier tipo de fuego al aire libre y de toda actividad que pueda dar lugar al inicio de incendios en las tierras públicas y espacios que no estén específicamente habilitados”.

Por su parte, se faculta a la Secretaría de Desarrollo Territorial y Ambiente a adoptar las medidas necesarias a fin de efectuar presentaciones ante los organismos provinciales, nacionales y/o internacionales, con el objeto de atender la presente situación de emergencia, así como a extender por única vez y por igual plazo el estado de emergencia fijado en el Artículo 1° en caso de considerarlo necesario de acuerdo a las previsiones climáticas y meteorológicas.

Los organismos centralizados y descentralizados, las empresas y Sociedades del Estado, así como toda organización empresarial en la que el Estado tenga participación mayoritaria en el capital o en la formación de decisiones, “deberán prestar la colaboración que le sea requerida a fin de garantizar el cumplimiento de los objetivos previstos en la presente norma”.

Se invita a las Municipalidades y Comisiones de Fomento de la Provincia, a adherir a esta medida, dictando dentro de sus jurisdicciones las disposiciones respectivas y tomando las medidas de prevención y difusión pertinentes y prestando la colaboración necesaria para dar cumplimiento al decreto que establece la emergencia.

Asimismo, se dispone que los concesionarios de balnearios, de zonas turísticas en general, campings, complejos hoteleros y/o cabañas, propietarios de campos, casas de verano, clubes, predios de esparcimiento en general, deberán extremar las medidas de prevención y vigilancia de incendios.

Además de la situación desesperante en Quillen, el complejo escenario hídrico indica que se debía tomar este tipo de medidas. Según informes de situación del Servicio Nacional del Manejo de Fuego, daban cuenta tanto de un déficit de precipitaciones que existe en la Provincia, por debajo de los 100 mm como de temperaturas medias varían entre 0,5 y 2 grados centígrados por sobre el valor normal.

“Estamos afrontando la sequía más duradera en la cuenca desde que se tienen registros. Hablamos de que éste es el décimo tercer año hidrológico consecutivo en el caso del Río Neuquén y el décimo quinto en el caso del Río Limay, con aportes medios anuales inferiores a lo esperado”, indicó el gobernador quien ayer opinó que el incendio en el lote 39 de Quillén “es el más difícil y complejo que nos ha tocado enfrentar”.