Científicos del Conicet trabajan en el desarrollo de un test portable de diagnóstico rápido para el coronavirus

Coronavirus 02 de abril de 2020 Por Redacción
Se trata de un prototipo que detecta en una hora el material genético del virus SARS-CoV-2 en base a nuevos avances tecnológicos. Tiene el apoyo del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación de la Nación.
conicet

Los doctores Claudio Berli y Federico Schaumburg, investigadores en el Intec (Conicet-UNL), vienen trabajando, junto a otros 18 especialistas, en el desarrollo de este sistema portable.

“El test consiste en la detección del material genético del virus (ARN en este caso) con una tecnología nueva denominada CRISPR, que en nuestro país desarrolla la empresa CASPR Biotech. El ensayo actualmente se realiza en el formato convencional de mesada en laboratorio, con requerimiento de equipos y personal especializados. Nosotros estamos diseñando un sistema portable y que requiera la mínima intervención del personal”, explicó el doctor Berli que precisó cómo funciona el examen de detección.

“El ensayo detecta ARN viral en muestras de saliva, la cual se toma con un hisopo estéril, de acuerdo a los protocolos actuales. El tiempo del ensayo propiamente dicho es de una hora. Este tiempo es muy corto si se compara con la demora actual en las detecciones en laboratorios referencia. No obstante, se debe aclarar que todo el proceso involucra tiempos más largos por los protocolos de toma de muestra, transporte y manipulación en condiciones de seguridad biológica, debido a la alta infecciosidad de este coronavirus. Y tiempo adicional agrega el análisis y certificación de resultados”.

El desafío que tienen los científicos es hacer portable el test a un dispositivo del tamaño de una tarjeta de crédito, pero este desafío es muy demandante y requiere meses de desarrollo. No obstante, dada la urgencia de estas últimas semanas, los investigadores trabajan en un nivel intermedio del tamaño de una PC portable, con el equipamiento mínimo para hacer las reacciones de detección y la lectura de resultados.

Este dispositivo tendría dos ventajas muy significativas. La primera es que la reacción es sumamente específica, porque el sistema CRISPR permite la detección de una porción absolutamente única del genoma del virus. La segunda ventaja es que la detección puede hacerse de manera muy temprana, incluso en paciente asintomáticos. Estas dos características marcan un gran contraste con los denominados test rápidos, de 10 minutos que últimamente son noticia en España e Italia por un alto nivel de fallas: tales dispositivos no detectan ARN sino antígenos del virus, lo cual los hace bastante inespecíficos y no son confiables en los primeros días de la infección”, indicó el experto.

Boletín de noticias