Denunciaron desastre ecológico por falta de recursos y planificación

Región - Junín de los Andes 29 de julio de 2022 Por Redacción
Desde el Centro de Ecología Aplicada de Neuquén descubrieron la muerte de un millón de ovas y cuatro mil salmónidos. Calculan una pérdida del 30% de la producción anual en la provincia.
cean-1jpeg

Las imágenes conmueven a la comunidad de Junín de los Andes y, específicamente, a los trabajadores del Centro de Ecología Aplicada de Neuquén (CEAN), el organismo estatal que realiza estudios e investigaciones aplicados para el aprovechamiento sostenido, la conservación, el control y manejo de la fauna silvestre, tanto acuática como terrestre.

Un millón de ovas y 4 mil salmónidos murieron por la falta de agua. Según denunciaron el problema estaría relacionado por la falta de recursos y decisión para prevenir y paliar la situación, luego de que las intensas lluvias que se registraron a fines de junio provocaran un deslave que obstruyó el canal de abastecimiento de agua de la piscicultura.

Según precisó Martín Monteverde, integrante de la Dirección de Ecosistemas Terrestres del CEAN, las precipitaciones que tuvieron lugar el pasado 29 de junio erosionaron el terreno de manera tal, que quedó tapado el ingreso de agua a la piletas donde se crían truchas, salmones y pejerreyes. "Desde hace un mes los peces están recibiendo casi nada de agua, el 25 por ciento de lo que deberían recibir. Están casi en situación de anoxia", advirtió el biólogo, respecto a las especies que continúan con vida.
"El CEAN tiene algunas máquinas y algunas bombas para soportar este tipo de emergencia, pero por poco tiempo: tres, cuatro días, a lo sumo una semana", explicó para luego enfatizar que, "por la desidia de Lucía Redondo -la responsable de la Dirección de Áreas Naturales Protegidas y Recursos Faunísticos de la provincia de Neuquén-, el problema persiste hace un mes" dado que no se vehículizan los recursos para dar una solución. La misma consiste en despejar el área obstruida con una retroexcavadora y hacer una obra de ingeniería para evitar nuevos deslaves.

En diálogo con LMNeuquén, Monteverde destacó el compromiso de sus compañeros de trabajo al improvisar soluciones con los escasos medios que tienen a su alcance y aportando -incluso- recursos propios. "Con lo que hay en el CEAN y con la ayuda de bomberos voluntarios y de Incendios Forestales están bombeando agua del Río Chimehuin hacia las piletas, pero la situación es sumamente crítica. Las bombas no pueden estar trabajando 24/7 y más si no tenemos combustible y aceite para que funcionen. Mis compañeros de acuática están desvastados, muchos de ellos incluso ponen dinero de su bolsillo", lamentó.

"Hay una falta de compromiso total con esta situación. Aparentemente la retroexcavadora estaría llegando para empezar a empezando a dragar el canal. Pero más allá de eso, hay que destapar alcantarillas que están totalmente colapsadas y hacer un trabajo de ingeniería para que esto no vuelva a pasar porque no es la primera vez que sucede", recalcó al recordar que los deslaves son comunes en esta época del año.

"Se murieron 4 mil individuos entre truchas y salmones de diferentes clases etarias y un millón de ovas de diversas especies. Eso, si lo transportás a biomasa, tiene como consecuencia que no se van a producir cerca de 500 toneladas de peces en esta temporada, lo que equivale a un 30 por ciento de la producción anual en Neuquén. La desidia de los funcionarios hace que esa pérdida sea enorme. La pérdida de planteles es tremenda porque son planteles que se usan para repoblamiento en diferentes zonas de la provincia. Son salmónidos que se utilizan en Buenos Aires para la creación de vacunas para peces. La perdida es grande, además, porque se tira por la borda el diez o quince años de trabajo", manifestó.

"Creo que tenemos que cambiar el paradigma en lo que entendemos por manejo y conservación de fauna en la provincia de Neuquén, para que dejen de verlo como un gasto y no como una inversión. Para eso necesitamos tener funcionarios a la altura de las circunstancias", subrayó indignado.

"La acuicultura prácticamente nace en el CEAN con la cooperación del gobierno japonés a través de la JICA (Japan International Cooperation Agency). En el CEAN se produce casi un tercio de la producción de peces de la provincia. Por eso es tan triste ver esto. Es paradójico que pasen estas cosas, después de la importancia que le da la Provincia a la pesca deportiva y a la acuicultura", concluyó.

Origen: https://www.lmneuquen.com/denuncian-desastre-ecologico-falta-recursos-y-planificacion-n932651