Subas y bajas de la economía neuquina

Economía 18 de julio de 2022 Por Redacción
El Informe de coyuntura realizado por la Asociación de Comercio, Industria, Producción y Afines de la provincia arrojó niveles por encima de la pre-pandemia en la facturación de supermercados y en la producción de petróleo y gas, pero por debajo en el patentamiento de 0 km y recaudación de impuestos.
WEB-SupermercadoDSC_0611_015-1068x528

El 2022 es el año en el que todas las actividades funcionan plenamente, luego de la pandemia del coronavirus. En ese marco, ya se puede ver cómo realmente funciona el país y la economía. En Neuquén no se elabora, por parte de organismos oficiales, un índice de actividad económico provincial, es por ello que el Observatorio Económico de ACIPAN (Asociación de Comercio, Industria, Producción y Afines de Neuquén) incluye una serie de indicadores oficiales y privado para la elaboración del informe de actividad local: ventas de supermercados, patentamientos de automotores, nivel de empleo y recaudación de impuestos provinciales.

En el informe de coyuntura del primer cuatrimestre del 2022, arroja como destacado que las ventas de los supermercados neuquinos en el período Enero-Mayo de 2022, en términos reales, se ubicaron un 9,2% por arriba de 2021, en tanto que respecto del 2019 hay una mejora del 10 por ciento.

Otro dato positivo de la economía neuquina es que durante los primeros cuatro meses del 2022, la producción de petróleo creció un 42% respecto del 2021 y la de gas un 28,2%. Respecto a los primeros cuatro meses del año 2019 creció un 92,8% la de crudo y un 13,3% la de gas.

Como contrapartida, el patentamiento de automóviles en la provincia durante los primeros cuatro meses del 2022 registró un retroceso del ocho por ciento respecto del 2021 y aún se ubica un 42,6% por abajo del 2019.

En tanto que la recaudación provincial se incrementó tan sólo un 1,7% respecto al mismo período de 2021, en términos reales. Y en comparación con los primeros cuatro meses del 2019 se encuentra aún un 9,7% abajo.

Lo que está en un nivel similar a la pre-pandemia es el empleo privado asalariado formal, el cual tuvo una recuperación fuerte a partir de agosto de 2020 (+11,7%), pero aún se encuentra unos 2.500 empleos por debajo del nivel de febrero de 2020.