“Planteamos una serie de acciones para contener la situación crítica de la planta y no hemos recibido ningún tipo de respuesta”

Actualidad 24 de enero de 2022 Por Redacción
El Subgerente de las Plantas de Tratamientos de efluentes cloacales de San Martín de los Andes explicó por qué están al límite de su capacidad. Qué obras deberían realizar y por qué no se hicieron.
WhatsApp Image 2022-01-20 at 14.16.07

La ciudad cordillerana se presenta como un paraíso de naturaleza y actividades al aire libre, por lo que el cuidado del ambiente es fundamental. Pero parece que hay previsiones que no se hicieron y podrían dañarlo.

Así lo plantearon desde la Cooperativa de Agua de San Martín de los Andes, que es la encargada del tratamiento de efluentes que se vierten en el lago Lacar. La situación que plantean es que los líquidos que llegan a la planta, superan la capacidad que tienen.

Claudio Rucci, el subgerente de Plantas de Tratamiento, explicó en comunicación telefónica con el programa “Cosas que Pasan” por Radio Fun, que “nosotros podemos contener el líquido que ingresa a la planta, pero no aseguramos que podemos seguir con esta situación. La planta se encuentra en una situación de riesgo de prestación de servicio. En caso de continuar esta situación, se debería aliviar la carga de la planta mediante el vertido de líquidos con pretratamientos”.

Con respecto a qué se puede hacer para paliar lo que sucede, Rucci planteó que “hay cosas que escapan a lo que podemos hacer, porque depende de las capacidades instaladas, de los tamaños. Nosotros avisamos de esta situación en la temporada estival anterior y planteamos una serie de acciones a hacer durante el 2021. Son obras que están por fuera del alcance de los recursos que tiene la Cooperativa de Agua”.

Según detalló el subgerente de Plantas de Tratamiento, “nosotros planteamos diferentes acciones para solucionar y paliar esta situación. La primera y que es a largo plazo es la ampliación de las plantas, tanto de la PT1 como de la PT3. Lo que pasa es que son procesos largos, que no se empezó a tiempo y hoy lo estamos corriendo de atrás, otra vez. Hay un esbozo de tiempos en los que debía ampliarse las plantas y hay una demora en la gestión. Son obras muy grandes y muy costosas, que no las puede bancar la municipalidad y no las hace la provincia. Pero lo que sí hay que hacer es proyectarlas. Este tipo de obras pueden llegar a tardar entre tres y cuatro años, entre la planificación, el proyecto, el llamado a licitación y la realización de los trabajos”.

Se pensaba que con la construcción de la Planta de Tratamientos que se había instalado en la Vega Chica estaba solucionado el problema, pero Rucci contó que “la previsión de que las dos plantas provean servicio a 70 mil personas es con la ampliación de las mismas en su totalidad, o sea con las mejoras que no se hicieron. Las obras que finalizaron en 2013 corresponden a la mitad del proyecto definitivo. Hoy entre las dos plantas se puede ofrecer servicio a 45 mil personas”.

Es por ello que desde la Cooperativa de Agua plantaron “una serie de acciones para contener la situación crítica de este verano. A esto no hemos recibido ningún tipo de respuesta. De julio en adelante vimos que en la PT1 hay un cambio en la densidad de población, que donde había una casa, hoy hay siete u ocho más. Que las casas se habitan ni bien se terminan de construir. Esto se percibe por la cantidad de líquidos que ingresa y hay un estimativo de la cantidad de personas que representa. Nosotros teníamos un estimativo que durante las temporadas bajas de octubre el caudal bajaba y el año pasado se mantuvo en niveles que dan niveles de crecimiento importantes”.

Se espera que haya respuestas, las cuales llegarán con la temporada de verano que finaliza, “nos convocaron a una reunión para este lunes para abordar esta situación” comentó Rucci.