“Tiene que haber una política de vivienda más general porque si no es insuficiente”

Municipal 25 de marzo de 2021 Por Pablo Campolongo
En abril será la audiencia pública que analizará el remate de tierras municipales y ya comenzaron los debates. El concejal Martín Rodríguez del Frente de Todos planteó su postura ante ese tema y acerca de la problemática habitacional.
concejal-martin-rodriguez
concejal-martin-rodriguez

El ejecutivo municipal de San Martín de los Andes presentó un proyecto que avanza en vender tres lotes ubicados frente al Hotel del ISSN, en pleno centro de la ciudad. La intención es comprar tierra para loteos sociales. Dicho proyecto se encuentra en el Concejo Deliberante, ya que la licitación debe ser convocada por ordenanza.

Una de las voces que interviene en la discusión es el concejal Martin Rodríguez, quien en la gestión de Juan Carlos Fernández fue director del Instituto Municipal de Vivienda y Hábitat. Según planteó, la presentación puede ser calificada de “insuficiente”.

El edil explicó al respecto de la venta de los lotes que “no alcanza para resolver el problema y no puede ser la única iniciativa del ejecutivo”. Por su parte comentó que cuando él fue Director de Vivienda propuso vender esa misma parcela de tierra. Asimismo, destacó que la ciudad tiene un problema estructural en relación a la problemática del acceso a la tierra principalmente para los sectores medios y trabajadores ya que “cualquier ciudad turística tiene una crisis producto del éxito, porque genera puestos de trabajo, actividad económica, pero tiene contraindicaciones que lo tiene que resolver la planificación estatal. Esto es que crece el valor especulativo de la tierra, del metro cuadrado, es una consecuencia negativa. Hoy el terreno para proyectarte con tu familia, el derecho del acceso a una vivienda es un derecho que no alcanza a los sectores empobrecidos, sectores trabajadores, profesionales, medios que tiene un salario que no les permite meter 60, 80 o 100 mil dólares en un terreno”.

Por su parte, Rodríguez planteó que “la ciudad muchas veces fue pensada sin el acceso a la tierra o a la vivienda.  Estoy de acuerdo con la venta de los lotes, pero tiene que haber una política más general porque sino es insuficiente. Por otro lado, no puede ser que la compra de tierras sea la historia de los conflictos, ¿cuándo se compró chacra 32, Chacra 28 y las 85 viviendas? Siempre después de tomas o conflictos. Necesitamos que la política vaya delate de los conflictos, porque si no compras mal, compras rápido y otros ganan en ese apuro. Además, la gente queda en lugares mal pensados, en cañadones. Después son inversiones que hay que llevar, transporte público, bombeo de agua eso es la mala ciudad. Hay un dato muy concreto, que es que en todo el gobierno de Brunilda y en lo que va de éste, no tenemos un solo nuevo plan de viviendas. Cuando paras la maquina a este nivel genera un colapso y lo que acumulas es para conflicto”.

Desde el Deliberante local existen acciones concretas, “sacamos la emergencia habitacional, que fue una propuesta del consejo asesor de la vivienda. Reconocer el problema es un primer paso, la ordenanza tiene herramientas completas para que el ejecutivo priorice recursos a favor de la emergencia. Como bloque político, más allá de nuestra tarea en el Concejo Deliberante tenemos relación y pertenecemos a la misma fuerza política del gobierno nacional. Saloniti sabe que cuenta con nuestro esfuerzo para traer políticas del gobierno nacional en materia de vivienda, compra de tierras, desarrollo de red de servicio, obras estructurales de agua, de gas y eléctricas”.

El Concejal explicó que estamos en un punto de inflexión importante, “ya superamos las tres mil familias, cuando superas este número, no sólo te mete presión al mercado de los alquileres, sino que lo que acumulas es presión para conflictos. Resolvamos por el dialogo y la planificación. Por su parte, cada 10-12 años la ciudad pega un estirón de crecimiento. Estamos en 44/45 mil habitantes, tenemos ese momento de crisis de crecimiento, el covid y el turismo nos mete más presión para que el salto sea más grande, o sea, 2023 nos va a encontrar con 60 mil habitantes. Tenemos que planificar para mantener la escala humana, la escala de ciudad de la cual disfrutamos. Lo tenemos que hacer con nuevas centralidades y con todo el mundo con derecho a la ciudad, no solo es la tierra, también es una casa, es derecho a un supermercado, a un cajero, a una farmacia, a un poco de asfalto, veredas, cordón cuneta, son cosas que parecen ridículas, pero están concentradas en tres o cuatro puntos de la ciudad”.

En materia de planificar o pensar la ciudad, Rodríguez expresa cómo podría ser, “las hipótesis de crecimiento son: hacia Junín, que hay que ampliar el ejido, otro eje es Lolog y otro Los faldeos. En términos de la ciudad que tenemos que proyector, el eje Junín me parece valido y es donde la ciudad planeó alguna vez el área de expansión periférica. Vamos creciendo para ese lado. Después está el eje Lolog, con varios loteos privados y el proyecto del Nido que es un loteo abierto y tenes más tierra que generaría nuevas centralidades. Es interesante porque el cuadrado que te queda en el medio del camino viejo a Lolog, es una tierra plana que uno puede proyectar a 20 años. Por último el eje de El Faldeo adquiere expresión de desarrollo pero por pendiente muchos de esos lotes de 2000/3000 metros cuadrados, no cualquiera accede a esa cantidad de tierra”.

El Concejal Rodríguez es muy crítico con la situación actual, “la planificación no solo es en materia de tierra, sino también al acceso de la ciudad, servicios, área comercial, también en infraestructura comunitaria, escuelas, gimnasios y vías de acceso. Si no desarrollamos estratégicamente el asfalto, como por ejemplo hasta la punta en la ruta alternativa norte, la congestión en la Koessler y la Ruta 40 va a ser inevitable. Ahora, no hay mejor ejemplo de la falta de capacidad en la planificación que los embotellamientos. Te parece que todas las mañanas, al horario de ingreso de la escuela y todos los mediodías al horario de regreso, tengamos embotellamiento con menos de 50 mil habitantes? Tenemos que poder resolverlo”.

Finalmente expresó que “desde mi punto de vista, la venta de tierras debe formar parte de una política, pero no es una política en sí misma, porque es insuficiente frente al problema vender las ultimas joyitas que le quedaban a la abuela”.

Boletín de noticias