Ascenso al cerro Negro

Deportes de montaña 21 de febrero de 2021 Por Redacción
La región tiene muchos caminos para recorrer. En Villa Trafúl encontramos un sendero que llega hasta los dos mil metros sobre el nivel del mar. Un trekking exigente y un paisaje hermoso digno de observar.
Cerro Negro Traful
Cerro Negro - Traful

Por Leonardo Tudanca

El sendero comienza en la calle donde se encuentra la oficina del Parque Nacional, en el centro de Villa Traful. Se puede subir un poco con el auto y después ya comienza el sendero propiamente dicho que se localiza a 879 mts de altura. 

Toda la primera parte transcurre por el bosque nativo donde predominan los radales. El sendero sube bastante hasta que a las dos horas aproximadamente llega a un tremendo mirador al lago Traful donde vale la pena detenerse y sacar unas buenas fotos contemplando el paisaje. Aquí hay un cartel que anuncia el final del sendero y hasta acá estaría habilitado por el Parque, aunque la gente continúa. En todo caso se debe anunciar en la oficina que se va a continuar caminando. 

Desde este cartel el recorrido sigue en ascenso un rato más hasta que nos encontramos con una extensa pampa o planicie donde observamos el filo donde está la cumbre, de frente, pero al fondo. El sendero aquí rodea por el lado izquierdo (al este) y continúa un buen tramo más. Más adelante atravesamos una vertiente y varios grandes paredones en general en buen estado para la práctica de la escalada en roca, para remontar la última parte y con más esfuerzo físico y mental. También más adelante hay unos mallines de altura. 

El ascenso es continuo y con algunas marcas donde habrá que estar muy atentos a encontrar, especialmente pircas y manchas de pinturas. Antes de alcanzar la cumbre atravesaremos un sector delicado donde hay que estar con todos los sentidos bien alertas porque pasamos por unos tramos de rocas disgregadas donde el equilibrio será fundamental ya que pueden existir resbalones accidentales y peligrosos. 

Después de este tramo que subimos por el lado izquierdo quedarán unos pocos minutos para la cumbre, distinguible por una inmensa pirca. Hay un espacio grande para descansar después de las casi cuatro horas de marcha, 6.6 kms de distancia y los 1.146  mts de desnivel, aunque habrá que tener cuidado porque hay un sector de caída de muchos metros. 

La vista desde la cima es increíble y muy bonita distinguiéndose gran parte del lago y varias montañas muy conocidas como el monte Tronador, volcán Osorno, Puntiagudo, entre otros. 

Vista desde la cumbre
vista desde la cumbre

El descenso se puede realizar siguiendo el filo cumbrero hacia la derecha donde después de unos minutos de marcha, se observa un sector para bajar donde también habrá que tener mucha precaución ya que hay lajas sueltas y caídas importantes. Este sector nos deja en un cómodo acarreo donde abajo empalmamos el sendero aquel que rodeaba el cerro.

Para tener en cuenta entonces: registro obligatorio en el Parque, preguntar hasta dónde queremos llegar y cómo están las condiciones, es exigente, no hay agua hasta bien arriba, la última parte es muy delicada.

 
Como siempre para estas actividades damos las siguientes recomendaciones:

Cada persona debe ser consciente de la actividad que va a realizar.

En caso de no tener experiencia se recomienda la contratación de un guía de montaña o de trekking
local habilitado.

Es fundamental poseer un handy VHF y conocer las frecuencias de emergencias en cada una de las
salidas a la montaña en la zona.

Siempre se debe pedir permiso en caso de caminar por lugares privados y de dar aviso a Parques
Nacionales si se va a tomar una senda habilitada por dicha institución (registro online).

No dejar basura en ningún momento.

No prender fuego.

Llevar indumentaria adecuada.

Conocer primeros auxilios en zonas remotas.

Tener una actitud respetuosa con al ambiente.

Vista desde el mirador
Vista del mirador