“Queremos manifestar el descontento de lo que pasa hace más de 10 años con esta concesión”

Turismo 30 de junio de 2022 Por Pablo Campolongo
La Asociación de Instructores de la Escuela de Esquí de Chapelco reclaman cambios. Incremento salarial, modificación de las condiciones laborales, mejoras de infraestructura y que se reactive la relación entre el pueblo y el cerro.
chapelco nieve

Inició la temporada invernal y algunas cuestiones empiezan a salir a la luz. El mismo día que el Centro Invernal de Chapelco abrió sus puertas, la Asociación de Instructores de la Escuela de Esquí emitió un comunicado con una serie de reclamos.

El vocal de la Asociación Marco Gasparini explicó que “queremos manifestar el descontento de lo que pasa hace más de 10 años con esta concesión. En principio lo salarial y las condiciones de trabajo, que es algo que pedimos hace varios años y que no se cumplen, como tener baños propios para las y los instructores, que la covacha en la que nos cambiamos sea acorde a lo que merecemos, es muy chiquito, las estufas no andan, no entran los equipos. La perdida de derechos que tenemos la vemos por ejemplo con la comida, al principio podíamos comer en cualquier lado, después en Antulauquen y ahora tenemos que bajar a la base”.

El reclamo también apunta a lo salarial, que plantean que es muy bajo y eso se puede percibir ya que hay instructores que prefieren ir a Bariloche que quedarse en Chapelco. Al respecto Gasparini plantea que “es muy bajo a comparación de lo que era antes, no sólo por la inflación. Desde que entró la empresa sacó el porcentaje que cobrábamos que era directo del valor de la clase, que con eso se ganaba muy bien, pero ahora no. La diferencia es esa, la empresa ahorra muchísima plata con la escuela de esquí, desde que entraron ganar muchísimo. Para pagarnos inventaron una “hora de referencia”, la cual es un número muy bajo y de ahí sale el porcentaje que nos dan. Si tomamos que hoy la clase sale 15 mil pesos las dos horas y si el año que viene aumentan el 50 por ciento, a nosotros nos darían el mismo porcentaje, pero no por ese valor, sino sobre uno que inventaron. El mismo es tan bajo, que año a año se hace una brecha cada vez más grande entre lo que ganamos nosotros y la hora de ventanilla. Al punto de que hoy un Instructor de Nivel 1 gana 1100 pesos por hora, en tanto que la empresa se queda con siete mil. Nuestra profesión demanda físico, trabajo, estudio, capacitación, formación”.

Relacionado con lo salarial, está la situación de que en Chapelco no hay escuelas, ya que sólo la concesionaria puede impartir clases. Gasparini explicó que “lo de que haya varias escuelas ya se intentó implementar, pero de acuerdo al pliego de concesión no se puede. Estaría bueno que, en el marco de la renovación intentar cambiarlo. Por ejemplo, que sea como en Bariloche, que los instructores Nivel 3 puedan formar sus escuelas, que seamos independientes o que la escuela esté manejada por la misma Asociación, aunque sea como cooperativa”.

Por su parte, se acerca el cambio de concesión y al respecto Gasparini planteó que “por eso creemos que es el momento de empezarnos a mover, porque en las negociaciones año a año no vemos ayuda de parte de la empresa. Nosotros queremos que les vaya bien siempre, pero a nosotros también. Por eso creemos que si les van a dar 20 años más, vamos a estar hundidos peor todavía. Vamos a tratar de llegar a la Provincia y al Municipio”.

Pero no sólo es por ellos que reclaman, también plantean que vuelvan los eventos culturales que se realizaban desde el Cerro. Al respecto Gasparini expresó que “se perdieron año a año. Hablas con la gente más grande y te cuenta y es una lástima. Desde la Asociación tenemos varias iniciativas de volver a tener eventos, pero ligados al pueblo, el día del niño, el primero del cerro, que esas cosas se mantengan. Queremos que se vuelvan a implementar actividades ligadas a la comunidad, porque vemos que hay una brecha cada vez más grande entre el Cerro y el pueblo”.

Con respecto a los pasos a seguir, el Vocal de la Asociación explicó que “vamos a seguir negociando con la empresa y si no se llega a un acuerdo manifestar nuestro descontento con autoridades municipales y provinciales y generar reuniones. Si no nos dan el incremento que buscamos, queremos que no renueven”.