''Coincidimos con el reclamo, pero no con el método''

Actualidad 01 de abril de 2021 Por Redacción
Así lo expresa un comunicado de la Cámara de Comercio de junín, donde indican que con la manifestación del personal de salud cortando las rutas de acceso en semana santa, hacer que se pierda la última oportunidad de facturación de la temporada, necesaria para subsistir antes de la baja.
camara de comercio de junin

La Cámara de Comercio, Industria, Turismo y afines de Junín, expresó mediante esta noche su disconformidad con la forma en que se manifiesta el pedido del sector de salud, pero están de acuerdo con el reclamo. También hacen un pedido concreto al gobernador Omar Gutiérrez. 

UN CORTE INNECESARIO
Con estupor, los que trabajamos en la actividad privada y dependemos de nuestra facturación diaria para vivir y mantener las fuentes de trabajo, vemos hoy erigirse un corte total, del acceso a nuestra localidad, en una fecha tan sensible como es la Semana Santa.

Cientos de turistas aguardando a la puerta de Junín de los Andes para poder acceder a la región de los lagos neuquinos y generar el último movimiento económico posible antes de la baja y que posiblemente se pierda a la luz de las circunstancias, se encuentran con semejante panorama.

Sin embargo, en este caso, no podemos dejar de destacar los motivos del corte: quienes se han convocado son conocidos nuestros, de toda la vida, que nos han visto padecer más de una vez en la guardia o en internación de nuestro hospital. Son los que estuvieron en la primera fila de batalla durante la pandemia, aun cuando no tenían la vacuna contra COVID-19.

Esta vez, coincidimos con el reclamo, mas no con el método, toda vez que atenta exclusivamente contra la actividad privada que ya viene destruida hace 365 días menguando ingresos, reduciendo stock, achicando gastos y tratando de no tocar el empleo.

Esta vez, nos toca tener que acompañar un reclamo de recomposición salarial acorde a la inflación que ni por asomo se acerca al paupérrimo 12% ofrecido nada menos que al personal de salud, mientras el impuesto inmobiliario provincial sufre un incremento de un 35% (en varios casos mucho más), sin mencionar los aumentos en góndolas, combustibles, etc…

Señor gobernador: en sus manos está la decisión de compensar y por qué no, recompensar a todos los actores de la salud pública, que han cuidado desde mucho antes del 20 de marzo de 2020 y lo siguen haciendo con cariño y dedicación, la salud de nuestras comunidades.

La sociedad todavía está esperando un gesto de nobleza por parte de los funcionarios políticos de reducirse sus cuotas, viáticos e ingresos, en una actitud de grandeza para con el pueblo. Reducir el gasto público tal vez tenga que arrancar por ahí, y tal vez así se pueda dar una mejor propuesta al sector de la salud de nuestra provincia.
Situaciones como la que se da en el día de hoy hacen inviable todo proyecto, toda idea, toda inversión, toda actividad.

Lamentamos profundamente tener que plantearlo de esta manera, pero creemos que habría que dar una señal clara a la población de qué parte del reclamo resulta inaceptable para su gestión, separar la paja del trigo y recomponer el salario del personal que humanamente en el frente de batalla es de lo mejor que tiene la provincia.