La Defensoría del Pueblo y el Ambiente solicitó información acerca del incidente ocurrido en la Planta de Tratamiento de efluentes Cloacales

Ciudad 04 de junio de 2024 Por Redacción
Luego de una inspección en el lugar y una entrevista con los operarios y gerentes de saneamiento, buscan saber las consecuencias en el proceso y en el destino de los residuos generados.
Captura de pantalla 2024-06-04 120853

El 28 de mayo, mediante medios digitales nos anoticiamos de un incidente ocurrido en la Planta de Tratamiento de Efluentes Cloacales Número 3, que sirve a los barrios del ejido aguas arriba de su ubicación geográfica, en tierras del Ejercito, lindero al Barrio Vega Chica y frente a Villa Paur, cruzando el arroyo Calbuco.

A raíz de esto, los Defensores Adjuntos Milagros Fernández Noya y Gonzalo Salaberry realizamos una recorrida acompañados por el Ing. Santiago Reynoso y la Gerente en Saneamiento Florencia Gonzalez, de la Cooperativa de Agua Potable y Otros servicios. En la recorrida y posterior reunión en las oficinas, se informó lo ocurrido entre los días 5 y 6 de mayo, que fue el ingreso de aceite mineral al sistema de tratamiento proveniente de la red colectora cloacal. Este aceite es el que se genera como residuo producto del mantenimiento de motores a combustión, generalmente de vehículos, ya sea autos, camiones o colectivos. De acuerdo a lo informado, se trató de un volumen de entre 3.000 y 6.000 litros.

Esto generó la salida de régimen de la planta, y el vuelco de efluente con parámetros por fuera de lo permitido por norma local y provincia. Los parámetros excedidos son los nutrientes (fosforo y nitrógeno), la turbidez, la oxigenación y por ende la desinfección del liquido de salida (coliformes totales).

A su vez, y como generalmente sucede en el proceso de tratamiento, se generan como subproducto barros o lodos deshidratados. Habitualmente estos lodos son factibles de descomposición orgánica mediante compostaje y/o utilización para incorporar al suelo. En este caso, estos barros podrían contener hidrocarburos (metales pesados) lo que los transformaría en residuos peligrosos, por lo que deberían ser tratados de acuerdo a los procedimientos estipulados en las leyes Nacional 24.051 y la provincial 1.875.

Todos estos acontecimientos vienen sucediendo desde los primeros días de mayo, por lo que desde la DPA solicitamos información sobre las consecuencias ambientales y económicas que esto trajo aparejado y el plan de recuperación proyectado. A su vez, solicitamos el Plan de Contingencia utilizado para prevenir mayores consecuencias y la no afectación del ambiente.

Por último, solicitamos al Ejecutivo Local, en cabeza del Organismo de Control Municipal y a la Fiscalía Ambiental, que se investigue los posibles responsables de este hecho; como también un mayor control en el Registro Municipal de generadores de residuos peligrosos, reglamentado por Orza. N°3529/2000 como son los talleres de autos, lubricentros, estaciones de servicios, logísticas, transporte urbano y de larga distancia, etc.

Boletín de noticias

Recibí todos los días las noticias en tu mail