Concurso de proyectos Mujeres Rurales 2023

Actualidad 22 de agosto de 2023 Por Redacción
Se anunciaron las ideas preseleccionadas de la iniciativa.
TINTES-NATURALES-1068x528

Como parte del concurso de Proyectos Mujeres Rurales 2023 se preseleccionaron 12 iniciativas individuales y 4 grupales, y provienen de mujeres de Aluminé, Villa Traful, Centenario, Las Ovejas, Chos Malal, Loncopué, Las Lajas, San Martín de los Andes y Barda Negra (zona centro de la provincia).

Abordan temáticas relacionadas a la producción en huertas, tintes y cosmética natural, elaboración de quesos, y charqui entre otros.

Se trata de 12 proyectos individuales y 4 grupales presentados entre 90, recibidos en el plazo acordado. Fue en el marco de la 4° Edición del Concurso Mujeres Rurales organizado por la subsecretaría de Producción y el CEDEM, ambos dependientes del Ministerio de Producción e Industria, con el acompañamiento de la Fundación Atreuco y el BPN, contará con premios de $400.000 para proyectos individuales y de $800.000 para un proyecto asociativo.”, recordó Anabel Lucero Idizarri, titular de CEDEM y Gerenta de Centro PyME ADENEU.

El Concurso consta de dos instancias de selección, en esta primera que abarca la inscripción y descripción resumida del proyecto, las productoras/organizaciones seleccionadas y las que no, debieron presentar el Formulario de Postulación, a través del cual describieron resumidamente la idea.

El Comité de Evaluación evaluó los proyectos y seleccionó los mencionados para la Segunda Instancia en la que se realizará la Presentación del Proyecto. Las participantes que superaron la Primera Instancia de selección deberán completar y presentar el Formulario de Presentación de Proyecto, a través del cual lo detallarán acabadamente.

En el caso de proyectos asociativos deberán presentar documentación que acredite la personería jurídica y autoridades vigentes. Si se tratase de un grupo de hecho deberán presentar contrato de constitución entre las partes y en caso de ser seleccionado ganador se requerirá consentimiento de todas las partes respecto de la cuenta bancaria a la que se depositará el premio.

En el comité evaluador participó el BPN, INTA, Ministerio de las Mujeres, y por el Ministerio de Producción e Industria, la subsecretaría de Producción y el Centro de Desarrollo Económico de la Mujer (CEDEM).

Preseleccionadas

Entre el grupo de preseleccionadas están Paula Báez, de Villa Traful, quien trabaja en el proyecto Bio Huella que es un emprendimiento artesanal textil, que crea tintes naturales. De manera artesanal realiza estampados botánicos y busca “contar con mas herramientas para maximizar la producción y llegar a mas clientes”.

Carla Solís, de la misma localidad, con su emprendimiento “Amamacho”, que consta de la elaboración de blends de té en hebras, mezclas de yuyos para el mate y tisanas terapéuticas. Además, aceites, oleatos, ungüentos, jabones y cuadernos con información sobre las propiedades de las hierbas. Con el mismo intenta la adquisición de un alambique, dispositivo para realizar aceites esenciales y reemplazar los envases que contienen plástico por unos totalmente sustentables y compostables.

Lorena Contini, de Los Melhues – Las Ovejas, que se dedica a la cría y ordeñe de vacas lecheras. Además, elabora manteca, dulce de leche y quesos, ricota y yogurt. Su proyecto busca solventar los gastos para la compra de una ordeñadora, enfocándose en la calidad y cantidad de leche, una mejor presentación y distribución de los productos, para poder llegar a más clientes.

Virginia Retamal, de Centenario, elabora productos medicinales y cosmética natural, en armonía con el cuerpo y la naturaleza. Busca obtener un destilador o extractor de Resina para mejorar la calidad de los productos, aprovechando el 100% la materia vegetal. A partir de estos principios activos, se puede un elaborar un producto de mayor calidad.

Leticia Torres Paez, del Paraje Payla Menuco de la Comunidad Mapuche Curruhuinca, lleva adelante “FOLIL, Alimentos de la Tierra”. Se trata de un emprendimiento de producción de alimentos agroecológicos que incluye hortalizas, frutas, frutos del bosque, huevos de gallina, pollos de engorde, lechones y terneros. También se produce leche bovina, principalmente para autoconsumo, y se está incursionando en la floricultura.

Necesita realizar una obra de agua para riego que incluye bombeo con paneles solares y reutilización de los efluentes domiciliarios para su tratamiento a través de un biodigestor y posterior uso para riego subterráneo.

Teresa Maripán del paraje Barda Negra, desarrolla el emprendimiento “Aromáticas Pilmayquén”, comercializando aromáticas frescas, aromáticas en macetas y aromáticas disecadas.

Su idea es mejorar el lugar para aumentar la producción de esas plantas colocando un tejido romboidal en una superficie de 100 mt2. También se pretende mejorar el sistema de riego para poder darle un uso más eficiente al agua y de esta manera poder ofrecer un producto de calidad.

Maria Ester Morales de Picún Leufú, desarrolla “Natural-mente”. Este emprendimiento consiste en el cuidado del producto (arboles, frutas y verduras), desde la semilla al plantin. En este proceso entran el suelo y su entorno, tanto por la vegetación, abonado y riego.

Busca mejorar la estructura con tinglado y un vivero afianzando un lugar seguro donde poder resguardar las semillas y la cosecha.

Mabel Cayampi, de Centenario, realiza producción a campo de hortalizas. Busca mejorar la calidad y venta, mejorar el riego y poder producir en invernadero para evitar pérdidas por inclemencias climáticas.

Avelina Molina, de La Buitrera – Las Lajas, hace hilados y tejidos a telar y dos agujas.

Para obtener su materia prima, cría ovejas Linca. El proyecto apunta a mejorar las condiciones de cría de la majada y asegurar el riego de las pasturas donde pastorean.

Esta mejora bajará costos de la materia prima y posibilitará recuperar el proyecto de producción de carne.

Graciela Pellao,del Paraje Carri Lil, Comunidad Aigo – Ruca Choroy, hace tejidos artesanales y confección de prendas. Apunta a la adquisición de nuevas herramientas, insumos y elementos para trabajar mejor la lana y las telas. Además espera adquirir una máquina de coser y una cardadora o rueca.

Celina Videla, de Quilquelil – Aluminé, elabora tés orgánicos y panificación artesanal en horno de barro. Además realiza producción agroecológica de hortalizas, ornamentales, frutales, hierbas aromáticas y medicinales. Busca crear la primera casa de té en la localidad, comprar mejores herramientas y acondicionar un invernadero.

Angélica Morales, de Butalón Sur (Invernada) – El Pino (Veranada), Chos malal. Elabora charqui de chiva. Con la construcción de una pequeña fiambrera para resguardarla (estructura con tela o malla mosquitera) ha aumentado la demanda que planea poder satisfacer. Por este motivo, desea mejorar las condiciones de la herramienta y adquirir insumos como sal y bolsas para envasar al vacío.

Asociativos

Entre los asociativos preseleccionados están Diulin Midqui Lob’ Hue raquiduam pullu, de Loncopué. Busca aumentar y diversificar la producción apícola. con miel, propoleo, cera, polen, jalea real, material vivo, y servicios, como el de polinización de plantaciones, y de subproductos derivados de los productos primarios.

Las Huerteras de Covunco abajo, que tienen como actividad principal la producción de hortalizas y frutas frescas y productos de la granja como huevos y carne. También algunas de las familias cuentan con otras producciones como chivo y ovejas con producción de alfalfa en cuadros.

El destino de la inversión lo utilizarían para la compra de un motocultivador, insumos para la producción como malla anti heladas y deshidratador solar para dar valor agregado a los excedentes.

También fueron preseleccionadas las Mujeres Luchadoras de Añelo, una organización cuya actividad principal es la elaboración y comercialización de sus productos, que se caracterizan por darle valor agregado a la materia prima de la zona (dulces, conservas, tejidos).

Se utilizarían los fondos para la adquisición de dos ollas de mayor capacidad, dos ruecas a pedal, y se realizaría una compra comunitaria de frascos, botellas, tapas e insumos como aceite y azúcarpara funcionar como un fondo rotatorio que pueden ir fortaleciendo y teniendo disponible durante todo el año.

Las mujeres de Leuto Caballo – Chos Malal, por su parte, buscan mejorar la calidad y cantidad de quesos artesanales.

Boletín de noticias

Recibí todos los días las noticias en tu mail