Aprobaron el nuevo registro de alojamientos turísticos temporarios

Turismo 07 de julio de 2022 Por Pablo Campolongo
La intención es incorporar y regular la oferta de casas y departamentos. Se estima que duplicaría la actual capacidad de San Martín de los Andes. Quienes no se registren y alquilen este tipo de viviendas, tendrán multas de hasta 750 mil pesos.
291994333_1183321022237103_7483014038754874618_n
Foto: Efraín Davila

A nivel mundial hay una lucha por lograr un blanqueo del alojamiento turístico. Pero no de hoteles o aparts, sino de las casas y departamentos. Estas opciones son las más utilizadas por visitantes que viajan en grupo o buscan ciertas comodidades como las del propio hogar.

Pero al no haber un registro, es muy común que haya mucha oferta y sin control, lo que no da seguridad al visitante. Sin contar con que, en ciudades como San Martín de los Andes, el boom turístico hace que cada vez más unidades dejen el mercado de alquiler permanente y se pase al turístico.

Ahora la ciudad cordillerana tendrá un registro, que permitirá que el turista tenga seguridad, así como el estado un control de la oferta que haya. Para ello, hoy en el Concejo Deliberante local se aprobó la ordenanza que lo crea, la cual además determina las obligaciones que deberán cumplir los oferentes y la penalidad por no hacerlo.

La medida entrará en vigencia una vez promulgada por el Ejecutivo, el cual además determinará su implementación. Esto es, dirá cómo y cuándo se podrán inscribir al registro. Según adelantaron desde Turismo, habrá una instancia web y otra presencial.

A partir de ahora, se estima que entrará en vigencia para después de la temporada invernal, toda aquella persona que quiera ofertar una casa o un departamento como alojamiento turístico, tendrá que contar con una licencia comercial y una habilitación. La misma será sólo para este fin, ya que se incorporó al código actual.

Una vez inscripto, el titular del alojamiento tendrá la obligación de que el inmueble cumpla con las condiciones de seguridad e higiene, con la correcta señalización, así como de llevar un control de entradas y salidas de los huéspedes. Esto último tendrá que informarlo a las oficinas de Turismo, ya que sirve para el análisis de ocupación que se realiza.

Al estar habilitado, tendrá un número de inscripción en el registro, el cual deberá mostrar en el inmueble y en toda promoción que realice, tanto en papel como digital. Esto le dará la seguridad al visitante de que alquila un alojamiento regulado.

La tasa mensual que deberán pagar, varía según las dimensiones del inmueble y van desde los 2500 pesos a los 4000. Allí se contempla la tasa del EnsaTur. Esto último es importante, ya que estos alojamientos empezarán a ser difundidos como oferta de la ciudad, por lo que tendrán una gran publicidad, en conjunto con la que haga el estado.

Para controlar que se cumpla el registro, habrá multas para quienes no lo cumplan, así como penalizaciones para aquellos que estén inscriptos y falten a los códigos de habilitación. Las más duras serán no estar registrado y promocionarse sin estar habilitado.

La multa por difundir la prestación del servicio podría llegar a los 750 mil pesos. Esto corre tanto para folletería, cartelería o para los medios digitales, como páginas web o mail. Por su parte, la prestación del servicio y no estar habilitado, tendrá una penalización de hasta 250 mil pesos.

Esta ordenanza podría traer muchísimos beneficios, tanto al municipio, al visitante y a la localidad, si se implementa a conciencia y de manera eficiente. Hay que recordar que ya hubo un intento de registro y no se pudo poner en marcha.