Apertura gradual y “cuidada” de fronteras

Actualidad 22 de septiembre de 2021 Por Redacción
Entre octubre y noviembre se liberarán las restricciones de ingreso al país. Las vías aéreas las determina el gobierno nacional y las terrestres dependerán de las provincias. Buscan instaurar “corredores seguros”.
samore

La situación epidemiológica del país mejoró este último tiempo, tanto por las medidas que se tomaron, como por el avance de la vacunación en la población. Esto permite que se flexibilicen las restricciones y pueda haber más actividades.

El decreto nacional publicado el martes 21 de septiembre determina el cronograma que abrirá gradualmente el ingreso de personas al país. Principalmente el de turistas extranjeros, que son quienes dan impulso económico a uno de los principales sectores.

Hoy sólo están habilitados los aeropuertos de Ezeiza y de Mendoza, que reciben un cupo determinado de argentinos que vuelven al país. El mismo se liberará desde el 24 de septiembre, quienes además no tendrán que realizar aislamiento.

Desde el 1 de octubre comenzará el período de apertura a extranjeros, tanto desde las vías aéreas como terrestres. La llegada desde los aeropuertos es la que se implementará automáticamente, ya que los corredores seguros funcionan actualmente, estos son: los aeropuertos Internacionales de Ezeiza y de Mendoza, el aeroparque Jorge Newbery, el Aeropuerto de San Fernando y se suma la terminal portuaria de Buquebus. No está definido qué sucederá en el corto plazo con las aerostaciones internacionales del resto del país, como la de Neuquén y Bariloche.

Todo aquel visitante que ingrese deberá tener el esquema de vacunación completo, con fecha de última aplicación por lo menos 14 días previos al arribo al país, así como un test de PCR negativa en las 72 horas previas al embarque, o antígeno en el punto de ingreso y un test de PCR al día 5 a 7 del arribo, ambas medidas hasta que lo defina la autoridad sanitaria. Por su parte, aquellas personas que no tengan las dos vacunas, incluyendo los menores, deberán realizar cuarentena, test de antígeno al ingreso, y test de PCR al día 7. Esto será hasta que la vacunación en el país llegue al 50 por ciento. Cuando se supere esa cifra, se dejará de realizar test de antígeno al ingreso (salvo los no vacunados) y PCR al día 5-7.

Por su parte, durante octubre, habrá un cupo limitado de extranjeros que podrán ingresar al país. No está determinado cuántos serán y si esa cifra se repartirá equitativamente entre todos los pasos o si será un monto general. La pregunta se la hacen, tanto desde las agencias de viajes, como desde los países limítrofes. A partir del 1 de noviembre podrán ingresar todos los visitantes que cumplan con los requisitos sanitarios.

La llegada al país desde las vías aéreas está garantizada por las autoridades nacionales, en tanto que las terrestres dependerá de los gobernadores. Tanto en Neuquén y Río Negro no hay información de cómo será esta apertura. Las ciudades cordilleranas dependen principalmente de los pasos Samoré, Pino Hachado y Mamuil Malal. Se estima que esos serán en los que funcionen los corredores seguros que plantea el decreto, todo se definirá en los próximos días, cuando la provincia presente los protocolos y la autoridad sanitaria los apruebe.