Los salarios neuquinos fueron los que más perdieron con la inflación

Actualidad 18 de agosto de 2021 Por Redacción
Los sueldos de la provincia registraron la mayor caída del poder adquisitivo en pandemia. También se redujo la masa salarial.
construccion2

Los sueldos del sector privado de nuestra provincia están entre los más altos del país, pero también registraron la mayor caída del poder adquisitivo durante la pandemia. Según el último informe del Ieral (Instituto de Estudios Económicos sobre la Realidad Argentina y Latinoamericana), los salarios neuquinos retrocedieron un 10 por ciento frente a la inflación entre principios de 2020 e igual período de 2021.
 
El informe incluye datos oficiales del ministerio de Trabajo de la Nación, correspondientes al primer trimestre de este año. Los autores son los economistas Marcelo Capello y Laura Caullo, ambos de Ieral, el instituto vinculado a la fundación Mediterránea.

En el reporte, los economistas resaltaron que la remuneración promedio en Neuquén durante los primeros tres meses de 2021 fue de 112.257 pesos, la tercera más alta del país detrás de Santa Cruz (148.531) y Chubut (121.368). En todos los casos, se considera sólo a los trabajadores privados registrados, es decir, los que están “en blanco”.
Si se toma en cuenta el monto del salario, al margen del costo de vida, los trabajadores de Neuquén en marzo ganaban el doble que sus pares de La Rioja o Santiago del Estero, los últimos del ranquin nacional, donde el sueldo promedio apenas superaba los 52 mil pesos.

No obstante, Neuquén lidera el podio de la pérdida de poder adquisitivo de los trabajadores privados. Entre el primer trimestre de 2020 e igual período de 2021, los sueldos de nuestra provincia subieron un 23,1 por ciento en términos nominales, es decir, sin considerar la inflación.

A lo largo de ese año, la inflación acumulada fue del 40,4 por ciento, lo que implicó una caída promedio de los salarios reales en todo el país del 3,8 por ciento. En Neuquén, se produjo el peor derrumbe, con una baja de los sueldos del 10 por ciento.

Además, Neuquén registró la caída interanual más pronunciada de la masa salarial, que abarca tanto el monto de los sueldos como la cantidad de trabajadores. Desde principios de 2020 a igual período de 2021, la baja real en nuestra provincia fue del 18 por ciento, cuando a nivel nacional disminuyó un 6 por ciento.

De todas las provincias argentinas, Tierra del Fuego fue la única que incrementó su masa salarial de un año a otro un 5 por ciento; las demás terminaron con un resultado negativo. En el informe de Ieral, los autores recalcan que, junto con Neuquén, “Mendoza, Salta y Jujuy fueron las provincias con mayor caída interanual”.

El derrumbe del poder adquisitivo en los salarios privados de Neuquén no empezó con la pandemia. Según se detalla en el trabajo de los economistas, nuestra provincia muestra una tendencia negativa al menos desde hace tres años.

Si se comparan el primer trimestre de 2018 e igual período de 2021, los salarios privados de Neuquén retrocedieron un 17 por ciento y la masa salarial real cayó un 20 por ciento.

El único dato favorable es que, al contrastar los datos con tres años atrás, nuestra provincia ya no registra la mayor caída nacional, sino que el récord quedó para Tierra del Fuego, donde la masa salarial se achicó un 31 por ciento.

Los economistas de Ieral recordaron que, desde principios de 2018, “el país perdió 442 mil puestos de trabajo privado” en el marco de una “contracción de la masa real de ingresos formales aún mayor a la del salario, con pérdidas de dos dígitos en todas las jurisdicciones”.

Al extender el análisis una década hacia atrás, Neuquén ostenta la evolución del trabajo privado más promisoria a nivel nacional. Entre los primeros tres meses de 2011 e igual trimestre de 2021, nuestra provincia mostró un crecimiento de su masa salarial real del 4 por ciento, la suba más alta y uno de los pocos resultados positivos del país.

Además de Neuquén, la otra provincia que incrementó su masa salarial real en la última década fue Corrientes, con una suba del 2 por ciento. En las demás jurisdicciones, no hubo crecimiento o se produjo una retracción. Catamarca fue la que más retrocedió, con una disminución del 26 por ciento.

En el informe de Ieral, los autores recalcaron que la masa de ingresos formales en términos reales “depende de los salarios, pero también del nivel de empleo”, de modo que refleja tanto la actualización de los sueldos como la creación de puestos nuevos en el sector privado. Señalaron que, en los últimos diez años, el trabajo en Neuquén creció un 24 por ciento, lo que compensó la baja por pérdida de poder adquisitivo.

Si se toma en cuenta sólo la capacidad de compra de los sueldos privados, entre el primer trimestre de 2011 e igual período de este año, Neuquén sufrió un retroceso del 17,3 por ciento. Quedó tercera en el ranquin nacional de retracción salarial, después de Tierra del Fuego (-27,1 por ciento) y Chubut (-17,5 por ciento).

Los economistas que analizaron estas estadísticas recalcaron que la mayor caída del salario real se produjo en las provincias patagónicas “por la declinación de precios de hidrocarburos y los problemas fiscales de sus administraciones provinciales”.

Según los especialistas del Ieral, los sueldos vienen por detrás de la inflación en todo el país desde hace años y el panorama no es muy alentador para lo que queda de 2021, pese a que estamos en un año electoral.

Recordaron que, en Argentina, la brecha entre los sueldos del sector privado y los precios es cada vez mayor. “En los años con fuertes devaluaciones del peso (2014, 2016 y 2018), la inflación les ganó la carrera a los salarios, pero en los años subsiguientes (2015 y 2017), los salarios sólo lograban empatar con la inflación, sin recuperar el terreno perdido”, detallaron.

Observaron que, en 2020, el proceso de paritarias salariales “fue irrumpido por la pandemia de coronavirus” y los acuerdos alcanzados previamente quedaron “suspendidos o pospuestos por la caída en la actividad”. Añadieron que esa pausa llevó a una nueva pérdida de poder adquisitivo en todas las provincias.

Sobre lo que se puede esperar para 2021, estimaron que hay negociaciones en marcha que “dan indicios que en el mejor de los casos se logrará equiparar a la inflación (proyectada en torno a 48 por ciento) no pudiendo recuperar el terreno perdido en los años previos”.

Advirtieron que, si bien algunos gremios que lograron acuerdos paritarios por arriba de un 45 por ciento, como la Uocra y Bancarios, “tras las elecciones, se espera que se levanten algunas `anclas’, por lo que es probable que se acelere la inflación, con riesgo para el salario real”.

Origen: https://www.lmneuquen.com/salarios-neuquinos-los-que-mas-perdieron-la-inflacion-n834571